Avatar

Esteban Castro

Editor

POPCAST

13 deseos musicales para 2013

1. Que cancelen Glee. Cada vez que una persona descarga uno de los genéricos covers del programa, una buena canción deja de ser escrita.

2. Se hace justicia en Los Ángeles y “channel ORANGE” de Frank Ocean es declarado el ganador al Grammy a mejor disco del año.  Un clásico moderno instantáneo obtiene el reconocimiento de la industria.

3. Los promotores en México se dan cuenta de que el mejor festival de música en el país no debe suceder en los confines del Foro Sol.

POPCAST

Los niños del punk rock

Salir de fiesta con Andrew W.K. o Damon Albarn no es lo que un adolescente típico hace. Sin embargo, The Bots no son como el promedio de los chicos de su edad.

Mikaiah Lei de 19 y su hermano Anaiah de 15 empezaron hace 5 años una banda de punk rock que apenas cuenta con un LP independiente y un par de EPs, con los que se han ganado el respeto de músicos que les triplican la edad.

POPCAST

Bruno Mars: Todólogo del pop

Es innegable que Bruno Mars puede escribir una buena canción. Su disco debut “Doo-Woops & Hooligans”, produjo cuatro exitosos sencillos, mientras que casi al mismo tiempo “Fuck You!” de Cee-Lo Gren, una canción creada por Mars, dominaba la radio. 

La versatilidad de Mars como escritor hace parecer que podría escribir un éxito usando cualquier género como base.

Su nuevo disco “Unorthodox Jukebox”, que en su primera semana se estrenó como el disco número uno en Estados Unidos, es un ejemplo de esto.

POPCAST

DJ Tarantino

Me emociona cada nueva película de Quentin Tarantino, pero para muchos, la diversión de ver su más reciente película no termina con los créditos finales. Parte del placer es escuchar el soundtrack porque en Hollywood, nadie los sabe hacer como Quentin y su conocimiento musical casi enciclopédico.

Will Ferrell bromeó en la entrega de los Óscares de 2003 que: “No hay un arma más poderosa en el arsenal de un director que una canción estratégicamente posicionada”. En el caso de Tarantino esto deja de ser un chiste y se convierte en una realidad. 

POPCAST

Arriba el telón

Ser telonero es uno de los trabajos más duros para una banda.

El acumulado de ser todavía semidesconocidos con un público que no pagó por verlos –y que sabe que entre más rápido terminen de tocar, más pronto podrán escuchar a la banda principal– no es un buen augurio. 

Para el público promedio, el telonero se convierte en un obstáculo. Sin embargo, hay bandas abridoras que pese a esto logran revertir la apatía y convertirla en un genuino interés, y quizá hasta obtengan nuevos fans.  



1 2 3 4