ANUNCIO

UACM

UACM

Habemus rectorum

El Gobierno del Distrito Federal decidió morirse en la raya con Enrique Dussel. Por fin, tomó una decisión seria respecto a quién es, para las autoridades capitalinas, el rector legal de la Universidad Autónoma de la Ciudad México (UACM).

Como ya se sabía, nadie dio su aval a Esther Orozco. Primero, a través del ombusman capitalino, Luis González Placencia, y después vía el secretario de Gobierno del DF, Héctor Serrano.

UACM

Ni Orozco ni Dussel

Simplemente, no hay quién pueda destrabarlo. El conflicto en la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM) parece no tener fin:  continúa con dos rectores y ninguna autoridad se atreve a desconocerlos.

Por eso, la guerra de poder que atraviesa esa institución académica se ha convertido en un arma de doble filo, donde cualquiera puede salir afectado.

La Comisión Tripartita había asegurado ayer que fijaría una posición sobre cuál de los dos rectores —Esther Orozco o Enrique Dussel— era el legítimo para el gobierno capitalino.

UACM

El ultimátum

El conflicto al interior de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM) tiene un plazo fatal. Si no termina antes del 15 de marzo, todos, disidentes y autoridades, serán destituidos.

Esa es la resolución del grupo mayoritario de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) –los bejaranistas– que en los próximos días hará pública esta decisión.

Esta decisión ya tiene el aval de otras fuerzas políticas en la capital del país, debido a que la crisis en la institución académica ha llegado a la ingobernabilidad.

UACM

Orozco, reprobada

La destitución de Esther Orozco como rectora de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM) atizó el fuego al interior y exterior de la institución académica.

Marchas y una lluvia de amenazas y acusaciones cruzadas fueron la constante en el primer día tras la remoción de la rectora, y de más de la mitad de los directivos de esa casa de estudios. 

Primero, la rectora y su equipo jurídico desconocieron el resolutivo de sus opositores y se presentaron a laborar con normalidad, tras aclarar que emprenderá una defensa legal.

ANUNCIO