ANUNCIO

ADIOSBLINDAJE

ADIOSBLINDAJE

Se cae cuartel de Mauricio

La administración municipal de San Pedro analiza revocar el contrato de construcción del cuartel de seguridad de Díaz Ordaz, una obra que formaba parte del blindaje que presumía el exalcalde Mauricio Fernández.

La cancelación se debe a que la empresa Dycusa, que obtuvo el contrato de este proyecto público privado, no logró el crédito para financiar esta obra que implicará un costo de 500 millones de pesos para la administración municipal.

ADIOSBLINDAJE

Por ‘humanidad’ reintegran a expolicías

Los 11 expolicías de San Pedro acusados de ser espías al servicio del narcotráfico también reprobaron las pruebas de control de confianza, pero por “humanidad” el Municipio los recontrató como vigilantes.

El alcalde Ugo Ruiz confirmó que tras ser procesados y posteriormente liberados, esos elementos fueron reincorporados en la nómina durante la administración del expresidente municipal Mauricio Fernández.

ADIOSBLINDAJE

Secretario defiende reingreso de policías

La administración del alcalde Ugo Ruiz defendió ayer la decisión que tomó el exedil Mauricio Fernández, de no despedir a 120 expolicías municipales que reprobaron las pruebas de control de confianza, y reubicarlos como “vigilantes” en el área administrativa.

Hernán Salinas Wolberg, secretario de Administración de San Pedro, aseguró que los exelementos policiacos –a pesar de que que no aprobaron estas evaluaciones- contaban con expedientes limpios.

ADIOSBLINDAJE

Vigilan San Pedro acusados de ‘halcones’

Cuestionados expolicías que fueron vinculados con el Cártel de los Beltrán Leyva, ahora trabajan como vigilantes de San Pedro, que sigue intervenido por el Ejército y las fuerzas estatales de Seguridad.

El Municipio tiene en su nómina a 11 exagentes de la Secretaría de Seguridad de San Pedro, a los que hace cuatro años se les ejercitó acción penal y fueron aprehendidos por sus nexos con el narcotráfico.

ADIOSBLINDAJE

Los protegidos de Mauricio

El polémico exalcalde Mauricio Fernández siempre desdeñó las pruebas de control de confianza que aplicaba el Gobierno del Estado.

El exedil panista mantuvo en sus cargos a su secretario de Seguridad Municipal y a su director del C-4, a pesar de que estos funcionarios reprobaron las evaluaciones que realiza el CISEC.

Por ley, tanto Camilo Cantú como Francisco Javier González Aleu, estaban impedidos de llevar a cabo labores en materia de seguridad en San Pedro.

Pero lo que realmente importaba era tener el consentimiento de Mauricio Fernández. Y ambos mandos lo tenían.

ANUNCIO