FUEGOALMUSEO

FUEGOALMUSEO

John Reed

John Reed nació en una casa distinguida, ubicada en la colina más alta y poblada que mira hacia Portland, Oregon. Treinta y tres años después murió en Moscú; está enterrado bajo la muralla del Kremlin. Los biógrafos de nuestro autor dicen que entre estos dos acontecimientos corre una vida difícil de igualar en energía creadora, sed de aventuras y poder para inspirar toda clase de leyendas. Nos cuentan que el paso de Reed por la vida fue breve, alegre y feroz. Su insaciable apetito existencial corrió parejo de una vitalidad inextinguible.

FUEGOALMUSEO

Armando Vega-Gil

A mis trece años de edad asistí a mi primer concierto de rock. Fue en el extinto centro cultural Arkali, ubicado en una casona de la calle Morelos, del centro de Monterrey, bajo la dirección asociada de la poeta María Belmonte y el activista Esteban Bárcenas.

FUEGOALMUSEO

Andrés Calamaro

A mí me gusta contar que una noche de marcha, en un bar del barrio de Malasaña de Madrid, conocí a Andrés Calamaro. No sé si fue cierto o no, y no me pregunten por qué esto es así, ya lo dice este Rey Salmón: “Se ve que para algo usé la cuchara / Que no encuentro sopa, postre ni ensalada, / Hay botellas vacías de marcas extrañas, / Las debo haber tomado, que resaca”. 

Yo prefiero seguir contando que aquella noche saludé al cantautor argentino. 

FUEGOALMUSEO

El periodista indeseable

“El que se está contemplando en el espejo, ya no soy yo.”. Así inaugura el periodista alemán Günter Wallraff su libro El periodista indeseable, en el que documenta su método de infiltración a fin de vivir, verificar y contar en primera persona las injusticias morales y sociales en un país de primer mundo como el suyo.

FUEGOALMUSEO

Julieta Venegas

Empezaré por el principio, para qué ser tímidos: soy su fan. La comencé a seguir como si fuera un groupie y la empecé a escuchar con su disco “Aquí” como si me cantara solo para mí, y así la estoy volviendo a escuchar con su producción más reciente, “Algo sucede”.