Reporte Indigo

PALCODEPORTIVO

La excusa de las excusas

Vaya fin de semana lleno de excusa, pretextos y razones. 

Comenzaríamos con la espalda de Rafael Nadal después de que todo el torneo fueron las ampollas las que estuvimos siguiendo y las que podían ser un pretexto para la derrota ante Stanislas Wawrinka, no va por ahí. Tampoco para Tigres que le gana 1-0 a Pumas, le diría que incluso cómodamente haciendo un gran partido y de pronto Pumas les da la vuelta, “es que expulsaron a la ‘Palmera’ Rivas”, sí, pero Tigres tuvo tiempo para hacer su tarea.

 Excusa la de Tomás Boy y el Atlas, es que es muy poco tiempo desde que Tomás llegó al equipo para la derrota 1-2 ante el América cuando ganaba el Atlas 1-0. 

Y qué le parece la de siempre del Veracruz cuando vienen a la Ciudad de México y dice que la altura de la ciudad les afecta, solo que Cruz Azul no solo les pasó por arriba, sino que antes de que les afectara la altura ya iban perdiendo. 

O qué les parece la del Puebla, que dice que el árbitro compensó mucho tiempo y es ahí donde Jaguares les anota el gol del triunfo. Sí, pero Puebla ganaba 2-0 y el tercer gol de Chiapas cae al minuto 93, exactamente igual a lo que hizo Puebla en la fecha 1 ante Pumas, cuando empataron en el 93, pero entonces el árbitro fue justo. 

De excusas y pretextos está llena esta jornada, pero arranquemos por el principio.

De las ampollas a la espalda…

Para Rafael Nadal, durante todo el torneo estuvo jugando con una ampolla que se le reventó en la palma de la mano izquierda, que es la mano que utiliza para jugar. 

Se la estuvieron atendiendo, fue pasando hasta que llegó la semifinal con Roger Federer y previo a esta semifinal hicieron venir a un médico desde España con un aparato que sirve para la regeneración más rápida de las células para que cicatrizará más rápido la herida, seguramente en Australia hay muchos médicos que pudieron resolver esto, pero hubo que traer desde España al médico de Nadal para que vean como son sofisticados estos temas y con justificación sin duda para los grandes deportistas en todos lados, el doctor finalmente hizo su tarea y Nadal ganó la semifinal, pero…

Para la final con Stanislas Wawrinka

Aquí mismo le comentamos que Wawrinka no era el mismo de otros años, este era diferente, le ganó a Novak Djokovic y ahí nadie dijo que fue un churrazo o el burro que tocó la falta. 

Fueron cinco sets tremendos, hace un año Djokovic le ganó a Wawrinka también en un juegazo. Así que Stanislas tenía lo suyo para ganarle a Nadal al que no le había podido ganar y “Rafa” señala que desde el calentamiento sintió un piquete en la espalda que se agudizó en el segundo set. De ahí incluso que Wawrinka le reclamará al juez de silla el por qué se le permitía a Rafael Nadal sin avisarle a él, irse a recuperar al vestidor. 

Después ahí mismo en el piso de la cancha trataban de resolver el tema de la espalda. Al final señaló Nadal que es el primer partido después de mucho tiempo que no se divierte jugando, sufrió en este partido, pero también Wawrinka cuenta, él puede ser un paliativo, hacer su juego y puede hacer una declaración contraria a la que siempre hace Nadal, que nunca pone excusas, hoy pone la espalda pero le aseguro que sin esta lesión a este Wawrinka es muy difícil ganarle. Por cierto, amanece como el número tres del mundo y esto no es poca cosa.

La china Na Li y los cuentos chinos

Apareció en la final Na Li, ya había ganado un Roland Garros, lleva dos finales en Australia y cierto, ahora enfrentó a la eslovaca Dominika Cibulkova que aparentemente con eso se daba por bien servida, fueron dos sets, 7-6 y 6-0 y por ahí aparece, es que si hubiera estado Serena Williams, ¡cuidado! a Serena la eliminó Ana Ivanovic, y es que si hubiera estado Victoria Azarenka, también la echaron, o lo que pasa es que no llegó Maria Sharapova, eso no es culpa de Na Li, ella jugó su partido, lo ganó y el título le pertenece, no se lo robó a nadie. Por otro lado…

Hasta Pumas les gana

Cómo estará el equipo del “Tuca” Ferretti que hasta los Pumas de la Universidad, tan limitados en esta temporada, van a la cancha del Universitario en donde Tigres les ganaba 1-0 con gran partido de Lucas Lobos, pero no puede él solo echarse el equipo a la espalda y Salcido con algunas fallas, de pronto expulsan a la “Palmera” Rivas y ahí el equipo se viene abajo. 

Pero las anotaciones de los Pumas fueron errores costosos de Tigres, sus centrales, que de pronto no se entienden, o la de Salcido que tampoco atraviesa por buen momento, y los Pumas aprovecharon estos regalos, pero ¡cuidado! no significa para Pumas que con esto ya resolvieron todo, es un buen resultado pero hasta ahí. Y el “Tuca” tiene la piel muy gruesa y dice que su equipo va mejorando.

¿Y dónde está el ‘jefe’ Boy? 

Hace unas semanas cuando cambió de administración el Atlas se anunció con bombo y platillo que llegaba Tomás Boy a la dirección técnica, recordar que los Rojinegros tuvieron una muy buena campaña hace dos temporadas con el propio Boy al frente que después terminó peleándose como siempre. El Atlas no funciona en la uno, tampoco en la dos, después viene el Atlante y les gana en su casa, en esta enfrentaban al América al que le ganaban 1-0 con un gran esfuerzo por cierto sobre la cancha de Matías Vuoso, pero…

Vuoso y sus tatuajes no lo puede todo

Si Atlas tuviera 10 jugadores con la determinación, la fuerza y el espíritu de Vicente Matías Vuoso les aseguro que otro gallo les cantaría. ¿Y el América qué hizo? Aprovechar las que tuvo también en errores flagrantes del Atlas, que si los tomaron adelantados o atrasados, aquí la excusa es que Tomás Boy lleva poco con el equipo, sí, pero ya sienten la lumbre en la planta de los pies. Y por otro lado…

La altura de siempre

En la Ciudad de México no ha cambiado, ni para arriba ni para abajo, cierto que la altura de la ciudad sobre el nivel del mar afecta a los equipos que vienen de la costa, pero eso ya lo sabía el Veracruz, y utilizar esto como una excusa ante Cruz Azul que los golea 4-0 creo que es un pobre argumento para un Veracruz que no presentó nada. 

Que diferencia de aquel Ángel Reyna que arrancó hace seis meses comiéndose la lumbre a puños,  hoy el Veracruz es un equipo destinado a pelear por no descender, ¡cuidado! porque Atlas y Atlante lo pueden envolver y van a devorar a este Veracruz que parece haber perdido no solo la brújula, sino hasta el espíritu luchador de los tantos Tiburones Rojos. Así que tampoco es excusa, y por ahí podemos señalar muchas otras, a mí me encanta la de…

El árbitro compensó mucho

Como no estaba el América en la cancha en el partido de Puebla-Jaguares no pudieron decir que le iba a las Águilas, esto señala la gente de Puebla cuando el árbitro había tardado mucho en dar el silbatazo final, que compensó mucho tiempo después del minuto 90, pero Puebla ganaba 2-0.

Jaguares de Chiapas los alcanza a dos, en el minuto 93 les hace el 2-3 y hoy se queja el Puebla exactamente de lo mismo que hizo en Ciudad Universitaria, cuando ganaba Pumas 2-0 con los dos de Martín Bravo y la Franja los alcanzó al minuto 93, entonces “nada es verdad, nada es mentira, todo es según el cristal con que se mira”.

 

Así las cosas pues, es un fin de semana propicio para pensar en que las excusas son como aquel dicho que dicen en mi pueblo: 

“Inventadas las excusa, se acabaron los tontos” un problema de pen… sadores… Así de fácil.

Salir de la versión móvil