Reporte Indigo

ASENL

Nuevo León, sin información de calidad del aire

El programa Nuevo León Respira, no dio información sobre el mejoramiento de la calidad del aire

El programa Nuevo León Respira, no dio información sobre el mejoramiento de la calidad del aire

El análisis de la Auditoría Superior del Estado de Nuevo León (ASENL) de la cuenta pública 2019 revela que el programa Nuevo León Respira, de la Secretaría de Desarrollo Sustentable, a cargo de Manuel Vital, no dio información sobre el mejoramiento de la calidad del aire.

“El Programa no proporcionó información justificadora de cómo se contuvo y revirtió la tendencia del deterioro de la calidad del aire”, menciona la ASENL.

El secretario Manuel Vital no proporcionó los valores del programa y no comprobó que se ha revertido la tendencia de días con mala calidad del aire, por lo que a la ASENL no le fue posible evaluar la eficacia en el cumplimiento a la fracción VIII del artículo 3 de la Ley de Planeación Estratégica del Estado de Nuevo León.

El Manifiesto “Aire Limpio para Nuevo León” no cuenta con firmas de elaboración y autorización

Aunque la Secretaría de Desarrollo Sustentable intentó justificar lo señalado a través de una serie de documentos, la ASENL respondió que la dependencia encargada de Vital no solventó la observación.

“Se analizó la aclaración y se examinó la documentación presentada, la cual no solventa la observación debido a que proporcionaron evidencia del Manifiesto “Aire Limpio para Nuevo León”, firmado por el Gobernador Constitucional del Estado de Nuevo León, en el cual se acuerda apoyar la Estrategia para la Calidad del Aire de Nuevo León que incorpora el Programa Nuevo León Respira”, dice la ASENL.

Este es un documento adicional a la Estrategia para la Calidad del Aire de Nuevo León que continúa sin presentar firmas de elaboración y autorización.

“Además, realizaron aclaración de los valores del Programa, en el cual mencionan que derivan dentro del documento antes mencionado. Sin embargo, no se encuentran estipulados en un apartado que identifique a los mismos”, refuta el órgano fiscalizador.

La ASENL agrega que no hay información respecto a un programa operativo anual del ejercicio 2019 de Nuevo León Respira ni un Plan Estratégico que contenga sus metas y actividades a corto, mediano y largo plazo.

Esta estrategia integral para controlar, mitigar y prevenir la emisión y concentración de contaminantes de la atmósfera en la Zona Metropolitana de Monterrey (ZMM) de 2017 no cambió para 2019. La misión, visión y objetivos de este programa siguen siendo los mismos tras la revisión.

Al no solventarse esta observación, la ASENL recomienda una planeación estratégica en donde se establezcan actividades a corto, mediano y largo plazo.

“Y que además permita formular, instrumentar y evaluar a los programas derivados del mismo, por lo cual, es importante el establecimiento de programas anuales elaborados de acuerdo con los lineamientos emitidos por instancias gubernamentales superiores competentes”, insiste la auditoría.

Programa sin muestreo ni evidencia de calidad del aire

En su análisis de la cuenta pública 2019, la ASENL requirió a la Secretaría de Desarrollo Sustentable la cantidad e identificación de la población de referencia, potencial, sin problema, atendida, postergada y población del objetivo del programa Nuevo León Respira.

No obstante, la dependencia de gobierno no presentó algún documento justificatorio en donde se identifique y localice a la población del programa ni su cobertura geográfica.

“Derivado de todo lo anterior no fue posible evaluar que el recurso del Programa se haya manejado con eficacia, eficiencia y economía, como lo señala el artículo 134 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos”, señala la ASENL.

El órgano fiscalizador tampoco encontró evidencia sobre la manera en la que participó el personal del programa Nuevo León Respira, en temas como el estudio de emisiones vehiculares y en el reporte mensual de la calidad del aire, entre otras estrategias.

No hay información respecto a un programa operativo anual del ejercicio 2019

“No se proporcionaron datos de las emisiones vehiculares, además no se proporcionó evidencia de la manera en que participó el personal del programa”, señala la auditoría.

En cuanto a las acciones entregadas como justificación por parte del programa, tales como la construcción de un vivero como apoyo del Fondo de Agua Metropolitano, la instalación de 30 mil árboles en planteles educativos y 9 mil más para un bosque temático, tampoco se halló soporte o evidencia.

“La Secretaría de Desarrollo Sustentable, encargada del mismo, argumenta haber realizado una serie de acciones que tienden a contribuir a la mejora de la calidad del aire, derivado de todo lo anterior, se solventa parcialmente la observación”, dice la ASENL.

También puedes leer: Reviven juicio político contra Manuel Vital

Salir de la versión móvil