¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional

CAJITITLáN

Entre dos aguas

Jonathan Ávila

El proyecto político de Enrique Alfaro Ramírez generó una deuda para con los ciudadanos que viven a los alrededores de la laguna de Cajititlán, que se heredó de la administración interina de Alberto Uribe a la actual gestión de Ismael del Toro Castro. 

Lo anterior llevó a funcionarios de la administración de Uribe, encabezados por él, a declarar ante la Procuraduría General de la República (PGR), el pasado viernes 15 de agosto. 


Ago 18, 2014
Lectura 8 min

Ismael del Toro, alcalde de Tlajomulco de Zúñiga, ha declarado que Gobierno del Estado contamina a propósito la laguna; la CEA descalifica su aseveración y la tilda de aberrante

La CEA anunció que se invertirán 307 MDP para ampliar la planta de tratamiento de aguas residuales de San Miguel Cuyutlán, los colectores marginales y el de Cuexcomatitlán, para que no ingrese agua sin tratar a la laguna

http://youtu.be/jZfbi6agl1A

El proyecto político de Enrique Alfaro Ramírez generó una deuda para con los ciudadanos que viven a los alrededores de la laguna de Cajititlán, que se heredó de la administración interina de Alberto Uribe a la actual gestión de Ismael del Toro Castro. 

Lo anterior llevó a funcionarios de la administración de Uribe, encabezados por él, a declarar ante la Procuraduría General de la República (PGR), el pasado viernes 15 de agosto. 

Desde el 4 de octubre del 2013, Reporte Indigo publicó que 50 ejidatarios del poblado perteneciente al municipio de Tlajomulco de Zúñiga habían interpuesto una denuncia ante instancias estatales, contra las autoridades municipales, por incumplimiento del contrato que signaron con ellos.

Pasaron los meses, las presiones y falta de acuerdos en la negociación del tema hizo que los representantes legales de los 50 ciudadanos decidieran presentar una denuncia ante la PGR en su delegación Jalisco, el pasado 13 de marzo de este año. 

Dicha denuncia motivó que al alcalde Ismael del Toro explicara en entrevista con Reporte Indigo, el 27 de marzo, que se trataba de una campaña de desprestigio en su contra con intereses político-partidistas. 

Tres días antes el munícipe había denunciado ante la Fiscalía General del Estado (FGE) a los representantes legales de los ejidatarios, a quienes señalaba como operadores del Partido Revolucionario Institucional (PRI), y de Raúl Padilla López a través del Grupo UdeG. 

Luego de las revelaciones del intento de imponer una “elección de Estado” mediante una Mesa de Estrategia del Gobierno de Jalisco, como se publicó en La agenda positiva del Gobierno de Jalisco, que han denunciado los miembros del partido Movimiento Ciudadano (MC), se ha tratado de minimizar la contaminación de la laguna, pero la problemática no se ha solucionado.

El plan de la CEA

El pasado martes 12 de agosto, luego de la polémica de la ruptura de MC con el Gobierno de Jalisco, la Comisión Estatal del Agua anunció que, en cumplimiento con las instrucciones del gobernador Jorge Aristóteles Sandoval Díaz, “y atendiendo las necesidades de abastecimiento de agua potable y saneamiento”, elaboró un esquema de saneamiento integral de la cuenca de Cajititlán.

Dicho esquema ampliará la planta de tratamiento de aguas residuales de San Miguel Cuyutlán, los colectores marginales y el colector de Cuexcomatitlán para que no ingrese agua sin tratar a la laguna, obras que requerirán una inversión de 307 millones de pesos y podrían concluir el próximo año.

La CEA aprovechó la comunicación para deslindarse de responsabilidades y señalar que de acuerdo al artículo 115 de la constitución del estado: “los municipios tienen a su cargo los servicios públicos de agua potable, drenaje, alcantarillado, saneamiento y disposición de sus aguas residuales”, y mencionó que sus acciones sólo serían en coordinación con la administración del Municipio.

De forma oficial el conflicto inició el 24 de enero del 2013, cuando la CEA entregó a las autoridades municipales un Sistema de Información Geográfica, con el fin de conocer las condiciones de saneamiento de la laguna. 

Dos meses después, el 12 de marzo de ese mismo año, el alcalde de Tlajomulco declara que se necesitan mil millones de pesos para trabajos y coordinación con el Gobierno del Estado y la Comisión Nacional del Agua para el saneamiento de las aguas en el municipio.

El 5 de abril de ese 2013, el regidor Adrián Salinas y diputados locales del PRI acusan descuido ecológico en Cajititlán, además de señalar que no se verifica funcionamiento de las plantas de tratamiento existentes para el saneamiento.

El alcalde respondió que los diputados hacían esas declaraciones por las acciones de MC en contra del intento por elevar la tarifa del transporte público, además de señalar deficiencias en la administración de Miguel Castro como presidente municipal de Tlaquepaque.

En esa misma ocasión, Del Toro anunció que el saneamiento de la laguna estaba en una segunda etapa con un avance del 40 por ciento.

Semanas después, el 16 de abril, la CEA emite un comunicado en el que anuncia que la laguna está contaminada por aguas residuales y se deslinda de responsabilidades al señalar que los Ayuntamientos se encargan de ese rubro. 

Al día siguiente, el Ayuntamiento de Tlajomulco emitió otro comunicado en donde respondió que todas la plantas de tratamiento funcionaban, también declaran que el agua está dentro de las normas oficiales.

‘Contaminación deliberada’

Durante el mes de octubre se perciben peces muertos a las orillas de la laguna, por lo que el 14 de ese mes la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial (Semadet) Jalisco declara por medio de su cuenta de Twitter que ese fenómeno es natural, cíclico y habitual, coincidiendo con las declaraciones emitidas por la administración municipal ante señalamientos.

Para inicios de diciembre del pasado 2013, el Centro de Estudios Tecnológicos en Aguas Continentales (CETAC) Jocotepec declara que persiste la contaminación en Cajititlán después de realizar estudios.

Un mes después, para el 6 de enero de este año, la CEA declara que Tlajomulco descarga agua que no está tratada totalmente, lo que degrada la calidad del agua en la laguna y provoca la muerte de los peces. 

El coordinador de Servicios Públicos del Municipio lamenta las intenciones de desprestigio del organismo y acusa de golpeteo político.

A la mañana siguiente, el titular de la CEA, Felipe Tito Lugo, dice que las tres plantas de tratamiento son rebasadas en capacidad, lo que causa deficiencia, provocando aguas negras y contaminación, además de rechazar tintes políticos en el tema del agua de Tlajomulco.

Ante las declaraciones, el presidente municipal de Tlajomulco declaró a medios locales que no existía contaminación excesiva de acuerdo a sus estudios, y reiteró que el agua estaba dentro de norma y de nuevo acusó al gobierno estatal de una campaña de desprestigio. 

En el marco de las denuncias contra funcionarios del Ayuntamiento ante la PRG Jalisco, la dependencia federal señaló, el pasado 19 de mayo, que existía contaminación y agua sin tratar, después de realizar un peritaje en la zona.

Para el 30 de julio la misma delegación federal en Jalisco giró oficios a nombre de Alberto Uribe, Enrique Alfaro y Juan Partida Morales para comparecer ante las indagatorias de incumplimiento en saneamiento de la laguna de Cajititlán.

El 5 de agosto, una semana después de la existencia de los oficios, Ismael del Toro negó públicamente la existencia de alta contaminación o aguas negras que pusieran en peligro a las personas. 

Para el 11 de agosto, después del rompimiento público de su partido, Del Toro dijo en rueda de prensa del Municipio que había una desatención por parte del Gobierno del Estado, lo que demostraba, según sus declaraciones, la mencionada campaña de desprestigio. 

De igual forma dijo que el mismo gobierno contaminaba a propósito la laguna, por lo que el pasado 13 de agosto Tito Lugo, titular de la CEA, tildó de aberrantes las declaraciones del alcalde sobre la contaminación provocada.

En diversas visitas que Reporte Indigo ha realizado a los alrededores de la laguna de Cajititlán y alas tres plantas de tratamiento, así como el colector instalado en el poblado de Cuexcomatitlán, se ha podido corroborar el descuido y la inoperancia de las instalaciones. 

Durante el peritaje de la PGR, un empleado del Ayuntamiento, como se presentó con el personal de la dependencia federal, inspeccionaba la zona y tomaba fotos a los presentes, después se marchó para vigilar desde unos metros en la planta de tratamiento de San Miguel Cuyutlán.

Con el actual rompimiento institucional de Tlajomulco para con la administración estatal, eje de las confrontaciones verbales entre poderes, serán los ciudadanos quienes no verán los cambios en el estado crítico de la laguna, quedando en medio de las declaraciones acusatorias de las autoridades y una problemática que aqueja su entorno cotidiano. 

PRI

> El regidor Adrián Salinas y diputados locales del tricolor acusan descuido ecológico en Cajititlán.

> Para Felipe Tito Lugo, de la CEA, las plantas de tratamiento son rebasadas en capacidad y eso provoca aguas negras.

MC

> El proyecto de Enrique Alfaro tiene una deuda con los habitantes de tierras cercanas a la laguna de Cajititlán.

> Ismael del Toro ha señalado que el tema de la contaminación del agua en Tlajomulco es un golpeteo político del PRI.


Notas relacionadas

Sep 7, 2015
Lectura 7 min

CAJITITLáN

Proyecto contaminado

Jonathan Ávila


Sep 7, 2015 Lectura 7 min

Mar 26, 2014
Lectura 8 min

CAJITITLáN

‘Trataron de chantajearme’

Ángel Plascencia


Mar 26, 2014 Lectura 8 min

Mar 21, 2014
Lectura 8 min

CAJITITLáN

Agotan diálogo en Cajititlán

Jonathan Ávila


Mar 21, 2014 Lectura 8 min

Comentarios