La economía mexicana continúa sin reponerse del impacto que el COVID-19 provocó, y que la dejó en cama durante 2020. Aunque el número de contagios por el virus del SARS-CoV-2 empieza a ceder y las actividades cotidianas se encuentran en un proceso de reactivación, la dinámica económica del país continúa decaída y para “echarla a andar” será necesario establecer nuevas fuentes generadoras de oportunidades laborales y cadenas de producción, señalan diversos análisis.

El Producto Interno Bruto (PIB) del país registró un retroceso del orden de menos 2.9 por ciento en el primer trimestre del año comparado con el mismo periodo de 2020, lo que representa seis trimestres consecutivos de caídas anuales.

Se trata de un comportamiento no registrado desde 1982, un periodo denominado en México como “la década perdida”.

18.3

por ciento fue la disminución total de la inversión en 2020 comparado con 2019

Esta estimación oportuna del PIB elaborada por el INEGI es menos catastrófica que la pronosticada por los especialistas consultados por el Banco de México (Banxico), quienes esperaban que la tasa anual de crecimiento para ese trimestre fuera de menos 3.8 por ciento.

Comparado con el trimestre anterior, el PIB mexicano mostró un avance de 0.4 por ciento de enero a marzo de este año.

Este crecimiento trimestral de 0.4 por ciento sorprendió positivamente frente a las expectativas del mercado que pronosticaba un avance de cero por ciento, aunque la economía mexicana no deja de mostrar un rezago importante, advierte el área de análisis de Grupo Monex.

En los dos trimestres previos, la economía del país registró un crecimiento de 3.3 y 12.4 por ciento en su variación trimestral, por lo que la tasa de crecimiento de 0.4 por ciento constituye una notable desaceleración, señala el análisis.

“La economía mexicana sigue mostrando un estado de atonía y gran vulnerabilidad ante la evolución de la pandemia. A pesar de ello, las cifras del primer trimestre son mucho mejores de lo que esperábamos ante las múltiples contingencias que se presentaban”, apunta Monex.

En las mediciones en torno al crecimiento anual de los tres grupos de actividad en el primer trimestre de 2021, destaca que sólo las actividades primarias mostraron un avance con 2.8 puntos porcentuales, aunque en su comparación trimestral fueron las únicas que cayeron.

El sector primario fue el único que registró un avance durante 2020 en medio de la crisis sanitaria y económica provocada por la pandemia de COVID-19, recuerda México ¿Cómo vamos?

Además el organismo advierte que el regreso a la “normalidad” y la reactivación de la vida cotidiana no será suficiente para que la actividad económica nacional se recupere del retroceso que la pandemia ocasionó.


Se necesitan nuevas fuentes generadoras de oportunidades laborales y de cadenas de producción que además de detonar una mayor actividad económica nacional puedan beneficiar a los habitantes del país

México ¿Cómo vamos?

“La inversión funge como el principal motor de la economía al brindar un nuevo horizonte de posibilidades a raíz de los recursos que los inversionistas privados o el sector público destinen en cierto sector o industria”, explica el organismo.

Pero los niveles de inversión total del país han mostrado una tendencia a la baja al contraerse 18.3 por ciento menos en 2020 comparado con 2019 y en ese mismo año la inversión disminuyó 4.6 por ciento anual, advierten los datos mostrados por México ¿Cómo vamos?

Porvenir de reactivación positivo

El periodo de enero a marzo será el último con una tasa anual de crecimiento negativo, toda vez que la base de comparación con el segundo trimestre del 2020 es históricamente baja, apunta el Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC).

Otros dos elementos que considera el IDIC al momento de predecir que la tasa de crecimiento del país será positiva es que el avance económico de Estados Unidos provocará un efecto positivo en México, además de que la tendencia de la recuperación industrial se asociará a la del sector de servicios.

Pese a este pronóstico positivo, el IDIC señala que se debe considerar la necesidad de aplicar estrategias que garanticen su sostenibilidad, esencialmente en el sector industrial y en el mercado interno. De lo contrario el crecimiento no superará los dos puntos porcentuales a tasa anual.

El instituto también sugiere aprovechar la expansión económica de Estados Unidos que reportó un crecimiento anual del orden de 1.6 por ciento durante el primer trimestre de 2021, de acuerdo con información del Buró de Análisis Económico del Departamento de Comercio dada a conocer la semana pasada.

También puedes leer: Blindaje a destinos turísticos de COVID para reactivación