Si se compara con el año pasado, la economía mexicana creció 19.6 por ciento en el segundo trimestre de 2021. Pero esta estridente cifra debe tomarse con precaución toda vez que se trata de un efecto de “rebote” de la economía frente a la crisis por el paro económico que se vivió el año de “El Gran Confinamiento”.

Los análisis económicos coinciden en que este registro “histórico” de crecimiento en las tasas anuales está directamente relacionado con su base de comparación, es decir, el segundo trimestre de 2020, periodo en el que se registró la peor contracción en la historia desde que se registran los datos observados del PIB con una cifra de menos 18.7 por ciento anual.

La trayectoria del PIB en su variación anual no había registrado un crecimiento positivo desde el segundo trimestre de 2019 cuando la economía del país creció 0.1 por ciento. Desde entonces se registraron cifras negativas en la senda del PIB mexicano.

Sin embargo, este “rebote” es insuficiente para revertir el impacto de la contracción que generaron las medidas de confinamiento que se establecieron durante 2020 para tratar de contener los contagios por COVID-19, debido a que se ubica 3.6 por ciento por debajo de lo registrado en el último máximo de la actividad económica, señala Grupo Monex.

90

por ciento del avance del PIB del segundo trimestre de 2021 en su variación trimestral se debe gracias al sector de servicios

Pero para evaluar el ritmo de la recuperación del Producto Interno Bruto (PIB) del país es necesario revisar el crecimiento trimestre a trimestre, afirma el think tank México ¿cómo vamos?

Los resultados de la Estimación Oportuna del PIB Trimestral publicados el viernes por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) reportan un aumento de 1.5 por ciento en los meses de abril, mayo y junio de 2021, esto en comparación con los tres meses anteriores inmediatos.

Este resultado sorprendió a la baja frente a pronósticos elaborados por el área de análisis de Monex, que esperaban un crecimiento de 1.8 por ciento del PIB en su variación trimestral, advierten en su análisis económico.

Las actividades terciarias, es decir, el sector de los servicios, fueron las encargadas de empujar el crecimiento en la economía mexicana toda vez que del avance del PIB de 1.5 por ciento, 90 por ciento fue promovido por estas actividades, las cuales registraron un crecimiento de 2.1 por ciento respecto al trimestre anterior y 17 por ciento respecto al mismo periodo pero de 2020.

Por su parte, las actividades terciarias, es decir, aquellas que incluyen a las industrias, aportaron nueve por ciento al avance del PIB debido a las diversas disrupciones en las cadenas globales de valor. El sector de las industrias se anotó un crecimiento de 0.4 por ciento en comparación a los tres primeros meses del 2021 y 28.2 por ciento al compararlo con el segundo trimestre de 2020.

“Aunque tras el levantamiento de la primera serie de restricciones en 2020 fue la industria la que rebotó con fuerza, los roles se han invertido y ahora el ritmo de mejora de los servicios es muy superior, lo que motiva en buena medida la mejora de nuestras perspectivas, pues representan dos terceras partes de la economía mexicana”, apunta el analisis.

Cabe destacar que las actividades primarias registraron un crecimiento de 0.6 por ciento, respecto al primer trimestre y 6.8 por ciento si se compara con el mismo periodo del año pasado.

Temor a contagios y contracción de la economía

Todos los pronósticos del desempeño económico del país están sujetos a la velocidad con la que se distribuya y aplique las dosis de vacunas antiCOVID-19 y si se intensifican o no los contagios de este virus en su variante Delta.

Por ejemplo, Monex señala que durante el primer semestre de 2021 el desempeño de la economía mexicana ha superado ampliamente las expectativas que se tenían a inicios de año.


“La recuperación luce más cercana para todos los sectores y podría completarse en 2022 siempre y cuando no se materialicen los escenarios más negativos respecto a la actual intensificación de los contagios”

Monex

Gita Gopinath, directora de investigación económica del Fondo Monetario Internacional (FMI), refirió la semana pasada que el crecimiento de la tasa de vacunación en México apoyará a acelerar la reactivación económica.

El FMI modificó al alza su pronóstico de crecimiento económico para México a 6.3 por ciento para 2021, que representa 1.3 puntos porcentuales más de los que auguraba en abril de este año.

Gopinath afirmó que México se ha beneficiado indirectamente de los paquetes de estímulo fiscal que el gobierno de Estados Unidos ha autorizado para apoyar a sus ciudadanos con el objetivo de transitar la crisis generada por la pandemia.

También puedes leer: Recuperación de la economía mexicana sufre paro en primer trimestre de 2021