Para reactivar las actividades del turismo a nivel global es necesario una fórmula precisa para hacer de los principales destinos turísticos espacios libres de COVID-19 y en Cancún, Quintana Roo, se está poniendo a prueba uno de estos modelos.

Desde ayer y hasta hoy por la tarde empresarios globales y autoridades de primer nivel en el ramo turístico se encuentran en el popular destino del Caribe mexicano para explorar modelos “ganadores” que permitan poner en marcha el turismo global luego de que en 2020 los cierres de fronteras y medidas de confinamiento impactaron al sector.

El encuentro ocurre en el marco de la Convención del Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC, por sus siglas en inglés), uno de los primeros eventos masivos y presenciales de la región desde el esparcimiento global de la pandemia en 2020.

En este evento, al que asisten de forma presencial 600 personas y se espera la participación de otras 30 mil a través de las plataformas digitales, se estableció un protocolo de seguridad e higiene que aspira a ser un modelo para otros eventos turísticos masivos.

Uno de los elementos más destacado del protocolo aplicado en la Cumbre Mundial fue la elaboración de pruebas para detectar el virus del SARS-CoV-2 entre los asistentes, mismo que debería de replicarse en todos los destinos turísticos mientras el proceso de vacunación avanza de forma irregular en todos los países, advirtió Gloria Guevara Manzo, presidenta y CEO del WTTC.

“Al acelerar nuestra recuperación necesitamos duplicar nuestros esfuerzos, eliminar las barreras de la movilidad, eliminar cuarentenas, hacer pruebas. A todos ustedes ya les hicieron una prueba, gracias por ser parte de este movimiento, acelerar la recuperación mundial (del turismo) es crítico, así como apoyar los protocolos de viajes seguros”, expresó Guevara en el acto inaugural de la cumbre.

174

millones de empleos del sector turístico a nivel mundial se vieron afectados por la crisis sanitaria, según cálculos de WTTC

Una vez que se les aplicó la prueba, que se llevó a cabo en una de las salas del centro de convenciones, los asistentes recibieron sus resultados a través de una liga enviada por correo electrónico y se integraron a una aplicación la cual generó un código QR que se muestra al acceder a los eventos de esta cumbre.

Los organizadores del evento también dotaron de un kit de seguridad sanitaria a todos los asistentes y en cada acceso se mide la temperatura de las personas y se aplica gel antibacterial. Asimismo en el evento se requiere de forma obligatoria el uso de cubrebocas a los asistentes y las sillas se colocan a una distancia de 1.5 metros.

Pero más allá del evento organizado en Cancún, existen otros destinos turísticos que están explorando protocolos de viajes seguros a través de herramientas digitales como la inspección de viajeros con sus datos biométricos o la trazabilidad de los turistas con brazaletes y plataformas digitales.

Por ejemplo, en el aeropuerto internacional de Dallas Fort Worth se están haciendo pruebas para que los pasajeros puedan acceder a sus vuelos sin la necesidad de presentar un boleto digital y únicamente identificar sus datos biométricos, información que ya se utiliza en las áreas de migración y aduana con los viajeros internacionales sin necesidad de solicitar su pasaporte, explicó el director de la terminal aérea en su participación en el panel Travel in the Fast Lane: Safe & Seamless Travel.

Otro ejemplo destacado es el sector turístico de Hawaii en donde se trabaja en la creación de una plataforma que pueda trazar la movilidad de los viajeros en la isla al tiempo que permita monitorear las señales de salud de los visitantes, quienes al arribar a este destino turístico están obligados a realizarse una prueba PCR, detalló Andrew Wingrove, gerente general de CLEAR, quien también participó en esa mesa de diálogo.

El ejecutivo señaló que incluso esta plataforma se podría utilizar para llevar a cabo eventos deportivos o conciertos.

Un señalamiento en común entre los asistentes al primer día de reuniones en la Convención Mundial del WTTC es que dichas medidas deberán homologarse a nivel mundial para evitar complicaciones entre autoridades de diferentes países y los viajeros.

“Sabemos que crear un ambiente seguro es clave para los viajes y siempre lo ha sido, estos adelantos que hemos visto en la terapéutica, en las pruebas, en las vacunas es algo alentador.

“Hemos aprendido del pasado con otras disrupción y crisis que son necesarios los esfuerzos coordinados, sabemos lo que ocurre con los países que se aíslan y no trabajan juntos para combatir una crisis, en este caso esta terrible enfermedad. Nuestro sector necesita líderes para defender internacionalmente la apertura de fronteras y abordajes de sentido común para que haya seguridad y consistencia en cada paso de los viajes conforme avanzamos a la recuperación”, expresó Chris Nassetta, presidente del Consejo de Administración del WTTC y CEO de la cadena hotelera Hilton.

También puedes leer: Inicia el ‘Davos del turismo’ en Cancún