Además de contribuir a que los Juegos Olímpicos de Río 2016 no fueran un fracaso histórico para el deporte mexicano, Germán Sánchez, Misael Rodríguez e Ismael Hernández, le devolvieron protagonismo a los atletas masculinos de nuestro país durante la justa de verano.

 

Y es que después de que las damas fueran las principales ganadoras de medallas olímpicas, finalmente los varones de mexicanos volvieron a ser quienes cosecharon el mayor número de preseas.

 

Las deportistas mexicanas enviadas a los Olímpicos, habían sobresalido desde los Juegos de Atenas 2004 hasta Londres 2012.

 

En los últimos tres Juegos Olímpicos, las mujeres le habían dado a México 10 de las 14 preseas que se conquistaron durante esas justas.

 

Ahora, tres de los cinco metales que obtuvieron los deportistas nacionales fueron gracias a los hombres, aunque las mujeres continúan como las que más medallas han conquistado desde el año 2000.

 

En los Juegos Olímpicos de este milenio, México ha logrado 25 preseas, 13 de ellas gracias a las actuaciones de las damas de nuestro país, las otras 12 tras los éxitos de los varones. 

 

La balanza está nivelada, habrá que esperar si en Tokio 2020, los hombres extienden su aportación o las damas nuevamente son las más ganadoras.