La fiesta que Ryan Lochte tuvo en Río de Janeiro junto a otros integrantes del equipo olímpico de natación, le está costando muy caro.

 

Por lo pronto, el atleta estadounidense ya perdió a cuatro de sus patrocinadores, entre ellos a Speedo.

 

“Speedo USA anuncia hoy su decisión de abandonar el patrocinio de Ryan Lochte. Como parte de su decisión, Speedo USA donará 50 mil dólares de la cantidad que le correspondería al nadador a la ONG Save The Children que trabaja en Brasil. Hemos disfrutado de una gran relación con Ryan durante casi una década, en la que ha sido un miembro importante de nuestro equipo. Sin embargo, no podemos pasar por alto su comportamiento y cómo este afecta a nuestra marca. Valoramos sus muchos logros y esperamos que pase página y aprenda de la experiencia”, explicó Speedo en comunicado.

 

La polémica protagonizada por Lochte motivó la decisión.

 

Lochte denunció un robo sufrido por él mismo y tres compañeros de equipo, pero poco después se reveló que los nadadores habían participado en una pelea en una gasolinera a altas horas de la noche, provocando destrozos. La policía brasileña está investigando el caso, por lo pronto el nadador ya ofreció disculpas.