ANUNCIO

PRINCESO

PRINCESO

A él le gusta la gasolina

El hijo del exgobernador de Aguascalientes y el de su extesorero, ambos acusados por las autoridades estatales por mal uso de recursos públicos, están vinculados en una compañía que maneja gasolineras en Aguascalientes.

Luis Armando Reynoso López es socio mayoritario en la empresa que ha gestionado, en los últimos dos años, la instalación de cuatro gasolineras en Aguascalientes.

El comisario en esta misma compañía es Raúl Cuadra Aréchiga, hijo del extesorero Raúl Cuadra García, quien es buscado actualmente por la Interpol.

PRINCESO

‘La Plazita’, su nuevo juguete

El “nuevo concepto de centro comercial” que abrió en abril en Aguascalientes con el nombre de La Plazita, es el nuevo negocio del exgobernador de la entidad y su hijo, Luis Armando Reynoso López.

El 9 de abril, el hijo de Luis Armando Reynoso Femat presumía en su Facebook que faltaban “dos días más” para la apertura del inmueble. Una foto del logotipo en acero inoxidable colocado aún sobre el suelo acompañaba el comentario.

La Plazita actualmente alberga sucursales de Black Coffe Gallery, Doho & Co, Las Fabulosas Papas, Cabo Grill, y Summer Tales.

PRINCESO

Los lujos del ‘princeso’

La fiesta de cumpleaños al estilo Proyecto X que protagonizó el año pasado Luis Armando Reynoso López es sólo un botón de muestra de su estilo de vida.

Viajes a Medio Oriente, ropa de diseñador, propiedades en Texas y un gusto recurrente por el champaña francés Möet & Chandon son algunas de las aficiones del hijo del exgobernador de Aguascalientes.

Las siete propiedades en Texas que Reporte Indigo documentó a nombre de Luis Armando y de tres empresas que también le pertenecen parecen una propina. Contrastan con los viajes a Nueva York, con la ropa y los accesorios.

PRINCESO

El ‘princeso’ y su reino en Texas

“Ánimo, princeso” le dice un amigo a Luis Armando Reynoso López en la entrada de su fiesta de cumpleaños. “Esto se va a salir de control”, responde él contento, sonriendo a la cámara.

El evento fue en agosto del año pasado, y meses después del célebre festejo que circuló en las redes y puso en escena al hijo del exgobernador de Aguascalientes, todo se salió de control. 

El padre de Luis Armando fue acusado de uso indebido del servicio público, lavado de dinero y enriquecimiento ilícito.