COMERCIOEU

COMERCIOEU

Agarrados a ‘tomatazos’

En una movida que se esperaría de un país menos desarrollado, el gobierno de Estados Unidos, a través del Departamento del Comercio, se inclinó ante las circunstancias electorales del país y anuncio que podría cancelar un acuerdo para la importación de tomates con México.

Se trata de un sistema que está vigente desde 1996 mediante el cual el gobierno de Estados Unidos fija un precio mínimo para la importación de tomates mexicanos con el propósito de no inundar el mercado doméstico.