¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
MTY
imagen principal

RíoSantaCatarina

Viaducto Urbano con permiso de Semarnat

Luz Rangel

La construcción del Viaducto Urbano en el cauce del Río Santa Catarina, solicitada por Comunicaciones y Transportes, es ambientalmente viable según la autorización de 2015


Ene 27, 2020
Lectura 5 min
portada post

La construcción de un viaducto urbano sobre el Río Santa Catarina tiene el permiso de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

La autorización en materia de impacto ambiental fue firmada el 14 de diciembre de 2015 por Alfonso Flores Ramírez, titular de la Dirección General de Impacto y Riesgo Ambiental (DGIRA), según la versión pública en poder de Reporte Índigo. Tendrá una vigencia de dos años y cinco meses para llevar a cabo las actividades de preparación del sitio y construcción del proyecto y de 25 años para la operación y mantenimiento del mismo.

“Esta DGIRA determina que es ambientalmente viable, por lo tanto, ha resuelto AUTORIZARLO DE MANERA CONDICIONADA”, dice el documento sobre el proyecto promovido por la Dirección de Liberación del Derecho de Vía de la Dirección General de Desarrollo Carretero de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCyT).

En las próximas semanas comenzará la construcción que fue anunciada el 1 de noviembre de 2019 por el titular de dicha dependencia federal, Javier Jiménez Espriú; el gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, y Carlos Redondo, representante de Roadis México, empresa que tendrá la concesión. De manera que la Semarnat ya debe contar con una propuesta de acciones de rehabilitación del cauce, tales como la estabilización y reforestación.

El Viaducto Urbano Santa Catarina forma parte de los siete proyectos para Nuevo León contemplados en el Acuerdo Nacional de Infraestructura del Sector Privado, presentado por el presidente Andrés Manuel López Obrador y el líder del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Carlos Salazar. Contará con una inversión de 6 mil 800 millones y su edificación comenzará este 2020.

Aunque se trata de una construcción con recursos privados y de una vía general de comunicación de carácter federal, la Manifestación de Impacto Ambiental fue realizada en su modalidad Regional (MIA-R). La solicitud para el Procedimiento de Evaluación del Impacto Ambiental (PEIA) fue presentada el 28 de octubre de 2015. El 18 de noviembre de 2015, la DGIRA pidió su opinión a la Secretaría de Desarrollo Urbano y Ecología de Santa Catarina, a las secretarías de Desarrollo Sustentable de San Pedro Garza García y de Nuevo León y a la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

En los próximos días estarán haciendo algunas otras peticiones e indicaciones a los directivos de la empresa Roadis

- Víctor Pérez

Diputado federal

Condiciones benévolas para Viaducto Urbano

La nueva construcción consiste en un viaducto urbano elevado con una trayectoria general paralela al Río Santa Catarina, el cual iniciará en la conexión entre la actual Autopista Saltillo-Monterrey y la Avenida Morones Prieto.

La autorización menciona que el área afectada durante la etapa de construcción y sus entronques será de 3.67 hectáreas y quedará una superficie residual de 0.7. Pero la Semarnat considera que con tal de que la obra cumpla con algunos criterios de regulación ecológica no habrá mayores afectaciones.

La SCT tendrá que evitar los procesos de contaminación del agua superficial y subterránea, mitigar la contaminación de los suelos, impulsar la restauración de las áreas afectadas, fomentar la conservación del matorral espinoso tamaulipeco, de los mezquitales y el matorral submontano y promover la reforestación con especies nativas y con obras de conservación. Además, deberá cumplir con Normas Oficiales Mexicanas (NOM) referentes a los límites máximos de gases contaminantes, humo, residuos peligrosos y ruido.

Sin embargo hay zonas y especies animales y vegetales en las que el viaducto podría repercutir de forma negativa.

“La zona del proyecto se encuentra dentro del área natural protegida estatal con categoría de parque urbano denominado Parque Lineal 4, que se encuentra en el cauce del Río Santa Catarina y que se localiza en los municipios de Monterrey, San Pedro Garza García, Juárez y Santa Catarina”, dice el documento.

El proyecto está en la Zona Metropolitana de Monterrey (ZMM), por lo que la vegetación es urbana, inducida u ornamental y no se requiere de la evaluación de los impactos del cambio de uso de suelo. Pero habrá una pérdida de seis árboles que se encuentran distribuidos en donde se asentará el viaducto.

Además, 26 especies animales serán afectadas, entre éstas aves, mamíferos y reptiles. Sólo que ninguna está en alguna categoría de protección de la NOM-059-SEMARNAT-2010 y la Semarnat no dio mayores recomendaciones que su rescate y reubicación, así como un plan de manejo ambiental.

El diputado federal panista, Víctor Pérez, exigió transparencia en la obra Viaducto Urbano y advirtió de los daños que causará al medio ambiente

Por si fuera poco, la calidad del aire también se verá afectada debido a las emisiones de polvos y partículas generadas por las actividades de despalme y la contaminación del suelo por los posibles derrames de combustibles de maquinaria. No obstante, la Semarnat asegura que considera que es temporal y mitigable.

“Esta Unidad Administrativa considera que las medidas de prevención, mitigación y compensación propuestas por la promovente en la MIA-R son ambientalmente viables de llevarse a cabo, toda vez que previenen, controlan, minimizan y/o compensan el nivel de los impactos ambientales que fueron identificados y evaluados”, sentencia el documento.

También puedes leer: Viaducto Río Santa Catarina, rebasa a Conagua


Notas relacionadas

Mar 18, 2020
Lectura 4 min

Feb 27, 2020
Lectura 4 min

Nov 8, 2019
Lectura 5 min

Comentarios