Gracias a sus alianzas, el PRI estaría a la cabeza en la cantidad de diputaciones locales logradas, con al menos 14

El descalabro electoral del PRI en Veracruz también tuvo efectos secundarios: el partido oficial arrastró en su debacle a dos de sus más fuertes aliados en la entidad.

El Partido Alternativa Veracruzana (AVE), que en elecciones anteriores repuntaba como fuerza electoral de importancia, y el Partido Cardenista (PC). Ambos perderán su registro.

Otros aliados del PRI que pasaron del amasiato a la reseca en la elección estatal de Veracruz, son el Partido Nueva Alianza (PANAL) y el Partido Verde Ecologista de México (PVEM), que aun cuando no perderán su registro disminuyeron notablemente sus votos en comparación con elecciones locales anteriores.

De acuerdo a los datos históricos del Instituto Electoral de Veracruz, ahora OPLE, como consecuencia de la alianza con el PRI, la votación del PANAL disminuyó casi 2 por ciento, en tanto que el PVEM bajó casi el 3 por ciento de los votos que había registrado en los tres anteriores procesos locales.

Otros a la baja

Por su baja votación, estas elecciones locales también dejarán sin posibilidad de continuar con prerrogativas oficiales (financiamiento público) a por lo menos otras tres instituciones electorales, que aunque no fueron como aliadas del PRI, recibieron el desprecio del electorado.

Los partidos que no alcanzaron ni el 3 por ciento de la votación requerida por la legislación electoral local, de acuerdo a las cifras del Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP), son el Partido del Trabajo (PT), el Partido Encuentro Social (PES) y el partido Movimiento Ciudadano (MC).

Ninguna de las dirigencias locales de los cuatro partidos con posibilidad de perder el registro se han pronunciado sobre la posibilidad de interponer recursos legales para anular la votación que no les favorece.

En desgracia

Los partidos que se vieron afectados en la elección de Veracruz:

En alianza
>Partido Alternativa Veracruzana
>Partido Cardenista
>Partido Nueva Alianza
>Partido Verde Ecologista de México

Sin alianza
>Partido del Trabajo
>Partido Encuentro Social
>Movimiento Ciudadano

Fortaleza disminuida

El partido que podría resentir más lo adverso de las votaciones del pasado 5 de junio es el AVE, pues antes de su alianza con el PRI era una de las fuerzas locales con mayor presencia en la sociedad.

Tanto así, que en esta votación en los distritos de Papantla y Misantla, Coatepec y Acayucan logró ganarle con holgura esas diputaciones al PRI.

Aun cuando el AVE es un partido de reciente fundación, su propuesta social y política ha enraizado en la población votante, al grado tal que es el único partido local que no solo había sobrevivido a las últimas elecciones locales, sino que ha logrado importantes logros políticos, como la colocación en el congreso local del primer diputado ajeno a las fuerzas políticas tradicionales del país.

El AVE también había manifestado su fortaleza política al ser el primer partido político local en lograr –en las pasadas elecciones estatales- el triunfo en 18 alcaldías.

La fuerza votante del AVE, de acuerdo a la dirigencia estatal de ese partido, se había ubicado en el 6.5 por ciento de la votación total de listado nominal, un rango suficiente de votos para mantenerse lejos de la posibilidad de perder el registro, hasta que decidió ir en alianza con el PRI.

De acuerdo al PREP, con un avance contable del 97 por ciento de las actas de escrutinio, dentro de la elección para diputados locales el AVE alcanzó una votación en todos los distritos de apenas el 0.6 por ciento del total de sufragios emitidos.

Efectos alternos

El PT, que decidió ir solo en la candidatura de Alba Leonila Méndez Herrera a la gubernatura del estado, alcanzó en esa elección 45 mil 412 votos, que equivalen al 1.6 por ciento de la votación; en las elecciones para diputado local, el PT llegó apenas al 0.56 por ciento del total de sufragios.

La historia no es distinta para el partido Movimiento Ciudadano, el que con su candidato a la gubernatura, Armando Méndez de la Luz, apenas logró el 1.2 por ciento de la votación, en tanto que en las elecciones para diputados la suma de votos le otorga el 0.35 por ciento de los sufragios registrados en el PREP.

El otro partido que se acerca a la desaparición de su registro es el Partido Encuentro Social, que en la elección de gobernador, con su abanderado Víctor Alejandro Vásquez Cuevas, alcanzó con sus 30 mil 303 votos solo el 1.1 por ciento del total de la elección. El PES, en la elección de diputados logró solo el 0.43 por ciento de los votos.

La alianza benefició al PRI

Mientras que para el partido Alternativa Veracruzana (AVE) la alianza con el PRI fue adversa, para el PRI, los votos aportados por ese partido local le sirvieron para el triunfo en algunos distritos, principalmente en Papantla y Misantla, Coatepec y Acayucan.

También los votos del Partido Cardenista ayudaron a que el PRI se apunte como el ganador de la elecciones para diputado local en los distritos de Perote y San Andrés Tuxtla, donde se registraron las votaciones más copiosas para el Cardenista y las más escasas para el Revolucionario Institucional.

El aporte de la votación del PANAL y del PVEM también fue invaluable en por lo menos 6 de los 14 distritos en donde el PRI ha declarado su victoria o se mantiene con la ventaja; el PANAL aportó más votos a la suma del PRI en los distritos de San Andrés Tuxtla y Acayucan, donde la votación para la alianza del tricolor ya es irreversible.

El Partido Verde Ecologista de México hizo su mayor aporte de votos al tricolor en los distritos de Pánuco y Tantoyuca, donde el PRI logró una de sus más bajas votaciones, pero que a final de cuentas se ha alzado ya con la posibilidad de tener esas dos diputaciones locales.