47

personas fueron detenidas por una trifulca entre taxistas y
comerciantes de una plaza

Las principales centrales de taxistas de Guadalajara movilizaron el día de ayer a sus miles de agremiados, para tomar las calles del Centro Histórico de la ciudad, y mostrar así su rechazo a la posibilidad de regularizar próximamente los servicios digitales como Uber y City Drive. 

Alrededor de las 10 horas de la mañana los diversos contingentes de taxistas comenzaron a partir de varios puntos de la ciudad como la Antigua Penal de Oblatos, la colonia Las Águilas, el Parque González Gallo, la Glorieta Minerva y el Parque Agua Azul, según lo reportó la Secretaría de Movilidad del Gobierno estatal, la cual tuvo que desplegar 608 elementos en su operativo. 

Para cuando llegaron a las calles del Centro Histórico eran ya cerca de 2 mil 140 los taxistas que se congregaron, y que se estacionaron a lo largo y ancho de las principales avenidas como Alcalde y 16 de Septiembre, que cruza el corazón de Guadalajara de Norte-Sur, y Juárez, que lo hace en sentido Oriente-Poniente. 

Los miles de automóviles amarillos parados en las calles colapsaron la movilidad de un Centro tapatío de por sí muy afectado ya por obras de infraestructura en curso como las de la Línea 3 del Tren Ligero. 

Los dirigentes de las organizaciones detrás de los taxistas, todas ligadas al PRI como la CNOP, la CTM, y la CROC, encabezada esta última por su líder  Antonio Álvarez Esparza, se reunieron al mediodía con diputados del Congreso del Estado aunque sin haber llegado a acuerdos notables. 

Por la mañana, el gobernador Aristóteles Sandoval recordó que su gobierno turnó al Congreso local desde septiembre de 2015 una iniciativa encaminada a regular estos servicios.