Las policías municipales de Jalisco que han desarrollado vínculos con la delincuencia organizada se han convertido en verdaderas maquinarias para la desaparición de personas, de acuerdo con las investigaciones y detenciones que ha realizado la Fiscalía del estado en esta materia.

La dependencia que encabeza el fiscal, Gerardo Octavio Solís Gómez, asegura que las policías municipales del estado han sido responsables de la desaparición de al menos 48 víctimas (6 del sexo femenino y 42 del masculino), según se ha podido corroborar con las indagatorias emprendidas durante la actual administración estatal.

Lo anterior ha conducido a la detención de 68 policías municipales por el delito de desaparición forzada de personas, según lo reporta la Fiscalía Especial en Personas Desaparecidas de Jalisco.

“Es importante mencionar que, si bien es cierto, que del total de los policías que se logró su detención dentro de la Audiencia de Control de Detención a tres se les decretó de ilegal su detención por parte del Juez de Control, ordenando su inmediata libertad, no obstante, a ello esta Fiscalía Especial sigue realizando las gestiones pertinentes para acreditar su probable responsabilidad; de igual forma a 10 se les dictó Auto de No Vinculación a Proceso, motivo por el cual quedan el libertad los imputados, empero a ello, esta autoridad presentó apelación ante las Instancias correspondientes, por la Resolución emitida por el Órgano Jurisdiccional; además, de que a dos, un Juez del Sistema Tradicional les dicta Auto de Formal Prisión”.

Los elementos de las policías municipales de Jalisco han sido responsables de la desaparición de personas, según se ha podido corroborar con las indagatorias de la actual administración estatal

La Fiscalía de Jalisco detalló los municipios donde ocurrieron los hechos de desaparición forzada, y por lo tanto, también las corporaciones municipales que estarían involucradas en su ejecución (y a las cuales pertenecen los policías detenidos): “Se informan los siguientes: Acatic, Atotonilco El Alto, Autlán de Navarro, Casimiro Castillo, Guadalajara, Mezquitic, Ocotlán, Poncitlán, Sayula, San Pedro Tlaquepaque, Teocaltiche, Tuxcacuesco y Zapopan”, según el Recurso de Revisión 3151/2021.

Se le solicitó también a la Fiscalía de Jalisco que informara “cuántas ordenes de aprehensión contra policías (…) están pendientes de cumplimentarse” por estos casos de desaparición forzada investigados durante la actual administración estatal.

“Dentro de la temporalidad solicitada por el recurrente, es decir, del primero de diciembre del 2018 al 30 de septiembre del 2021 se tienen un total de 41 órdenes de aprehensión pendientes por cumplimentar, se hace del conocimiento que las órdenes de aprehensión no han sido aún cumplimentadas debido a que no obstante que se han llevado a cabo diversas investigaciones u operativos a fin de lograr la detención del o los probables responsables, estos se encuentran evadidos de la acción de la justicia”.

Ex-policías municipales sin vida

El pasado 7 de diciembre las autoridades encontraron los cuerpos sin vida de cuatro expolicías estatales en los municipios de Tonalá y Tlaquepaque, dentro del Área Metropolitana de Guadalajara, según lo confirmó el fiscal del estado, Gerardo Octavio Solís Gómez.

El caso ha llamado la atención pues una de las víctimas, quien fue identificada como Otoniel González, habría fungido como escolta del exgobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval Díaz, quien fue asesinado en diciembre del año 2020.

El fiscal Solís Gómez ha señalado que, con base en los primeros análisis que se han hecho de estos hallazgos, se presume el involucramiento del crimen organizado: “Es evidente una línea de investigación que relaciona el hecho con delincuencia organizada; referir que en la medida en que esta hipótesis se vaya confirmando formará parte de la línea de investigación principal”.

Las cuatro víctimas habían salido de la Policía del Estado desde el 2019, en el primer año de la actual administración estatal.

Caso Villaseñor Romo

Uno de los casos de desaparición que se atribuyen a policías municipales que más ha impactado en la sociedad jalisciense fue el de la familia Villaseñor Romo, la cual desapareció el 24 de marzo de 2021, cuando regresaba de unas vacaciones de la Ciudad de México; en estos hechos la Fiscalía señala como responsables a oficiales municipales de la Policía de Acatic.

Inclusive, la Fiscalía estatal informó lo siguiente desde el 6 de abril: “Derivado de los trabajos realizados en estos municipios (Tepatitlán de Morelos, Acatic, San Miguel El Alto y Jalostotitlán) se obtuvieron datos de prueba de la probable participación de elementos de la Policía Municipal de Acatic en la desaparición de la familia solicitando al Juez de Control orden de aprehensión en contra de ocho elementos de esa corporación. El domingo 4 de abril se llevó a cabo un operativo en este municipio a fin de cumplimentar las órdenes de aprehensión”.

Las indagatorias de la dependencia condujeron en un primer momento a la captura de siete elementos de esa policía, incluyendo a su titular, según lo reportaría el propio fiscal, Solís Gómez: “El comisario es una de las personas que están puestas a disposición del juez por orden de aprehensión y el subdirector no se ha presentado a sus labores como cotidianamente debía de hacerlo”.

Posteriormente, habría un capturado más que también sería vinculado a proceso, según se informó el 11 de mayo de 2021: “Personal de la Fiscalía Especial de Personas Desaparecidas (FEPD) obtuvo la vinculación a proceso en contra de José Mauricio ‘N’, quien se desempeñaba como subdirector de la Policía Municipal de Acatic, a quien se le inició proceso por los delitos de desaparición forzada y desaparición forzada de personas agravada. Cabe señalar que con anterioridad ya se habían vinculado a proceso por los mismos delitos a siete policías municipales a quienes se les dictó prisión preventiva”.

El 8 de abril de 2021 se reportó la localización de Julia Villaseñor, la menor que había desaparecido junto con su familia en Acatic, y al día siguiente, el 9 de abril, fueron localizados sanos y salvos todos los miembros restantes de la familia Villaseñor Romo.

También puedes leer: Desapariciones en Jalisco, bajo escrutinio de la ONU