Durante los años 2021 y 2022 se han presentado ya al menos cuatro sentencias judiciales en contra de policías municipales de Jalisco que se corrompieron, y que se involucraron en casos de desaparición forzada de personas, ameritando por ello condenas de hasta 50 años de prisión.

Aunque asociaciones civiles y organismos especializados en la defensa de los derechos humanos han advertido que continúa prevaleciendo un escenario de impunidad alrededor de las dinámicas de desaparición forzada de personas en el país, en Jalisco se han registrado algunas excepciones en años recientes.

Estos casos muestran excepciones respecto a los escenarios de impunidad que se viven en el país en el marco de la desaparición forzada de personas

El primero de estos casos tuvo grandes repercusiones internacionales para Jalisco pues se originó con la desaparición de dos ciudadanos italianos en el municipio de Tecalitlán, en el año 2018; sin embargo, luego de más de tres años de aquellos hechos, las autoridades lograron que los policías municipales que cometieron ese delito fueran castigados por el Poder Judicial.

El 10 de abril de 2021, la Fiscalía de Jalisco informó que había conseguido que: “se dictara sentencia condenatoria de 50 años de prisión a los dos exelementos de la Policía de Tecalitlán al demostrar su responsabilidad en la desaparición de dos ciudadanos italianos registrada el 31 de enero del 2018”.

Aquel día, la dependencia señaló: “El juicio inició el pasado 22 de marzo y hace una semana se les dictó sentencia condenatoria por retener a las dos víctimas de origen italiano para posteriormente entregarlas a un grupo de la delincuencia organizada (…). El tribunal de enjuiciamiento consideró que la Fiscalía del estado aportó los elementos suficientes para dictar una sentencia condenatoria por unanimidad en contra de Emilio ‘N’ y Salomón Adrián ‘N’ por el delito de desaparición forzada de personas”.

Al término de la audiencia de individualización de pena, el Juez Sexto de Distrito Judicial emitió la sentencia condenatoria de 50 años de prisión contra los dos oficiales; además: “deberán de realizar el pago económico de un millón 290 mil pesos como multa por concepto de la reparación del daño”.

Desaparición en Autlán

Hace unos días, el 23 de julio de 2022, la Fiscalía del estado anunció la obtención de otra sentencia judicial por desaparición, pero en esta ocasión en contra de policías municipales de Autlán de Navarro, a quienes se les encontró culpables de haber desaparecido a cuatro personas.

“Personal de la Dirección de Seguimientos a Procesos de la Fiscalía Estatal (FE) logró acreditar la plena responsabilidad de dos expolicías municipales de Autlán de Navarro en la desaparición de cuatro comerciantes en el año 2018. Los sentenciados son José Luis M. y María Lorena C., quienes deberán cumplir una pena privativa de su libertad en prisión durante 40 años“.

Los hechos se registraron el 29 de enero del 2018, cuando las víctimas se dirigieron al municipio de Unión de Tula para realizar labores de comercio. “El 1 de febrero del mismo año, los cuatro hombres salían del municipio de Casimiro Castillo, a bordo de un vehículo Nissan Tsuru modelo 2014, cuando fueron detenidos por los uniformados sobre la carretera de dicho municipio hacia Autlán de Navarro”.

Una de las víctimas se comunicó vía telefónica con su pareja sentimental para avisarle que habían sido detenidos por los policías, sin embargo: “ya no se supo nada sobre su paradero (…). La Fiscalía realizó trabajos de investigación con los que se lograron obtener datos de prueba para acreditar la participación de José Luis M. y María Lorena C. en este hecho (….). El órgano jurisdiccional valoró las pruebas contundentes ofertadas por esta representación social y finalmente un Tribunal Unitario de Justicia les dictó la sentencia condenatoria“.

Desaparición forzada en Casimiro Castillo

Pocos días después de que se difundiera la condena contra los policías de Autlán de Navarro, se anunció una nueva sentencia por el delito de desaparición forzada de personas, en esta ocasión en contra de un elemento de la Policía municipal de Casimiro Castillo, quien fue hallado culpable de haber desaparecido a 11 víctimas.

El 26 de julio de 2022, la Fiscalía local informó que: “se logró que el órgano jurisdiccional dictara una sentencia condenatoria de 40 años en prisión a Aristeo R., exelemento de la Comisaría de Casimiro Castillo, por su plena participación en la desaparición de 11 personas, registrada el 8 de marzo del 2014”.

Según lo narrado, el día de los hechos se recibió un reporte de un intento de asalto en una gasolinera ubicada a 200 metros del crucero de Casimiro Castillo, con rumbo al Zapotillo: “Al sitio se dirigieron varias unidades oficiales y fue sobre la carretera federal 80, en el tramo Casimiro Castillo-Autlán de Navarro, donde interceptaron a las 11 personas que viajaban en una camioneta Dodge doble rodado“.

Una de las víctimas se comunicó con uno de sus familiares para expresarle lo que estaba sucediendo, sin embargo, luego se le perdió el rastro: “El órgano jurisdiccional consideró que las pruebas ofertadas por la Fiscalía del estado demostraban la participación del sujeto y dictó una pena privativa de la libertad de 40 años de prisión a Aristeo R. por el delito de desaparición forzada de persona. Además, deberá realizar el pago de 765 mil 240 pesos por conceptos de multa y reparación del daño a favor de los familiares de las víctimas”.

Desaparición en Tlajomulco

El 6 de julio de 2022, se difundió que la Fiscalía del estado había obtenido otra sentencia de 50 años de prisión, en esta ocasión en contra de cinco elementos de la Policía municipal de Tlajomulco de Zúñiga, quienes desaparecieron a tres hombres en el año 2013; los oficiales que fueron encontrados culpables son: Arnoldo “L”, José Antonio “L”, José Manuel “P”, Leonardo Daniel “M” y Hugo Alberto “C”.

Según lo narrado, el 23 de septiembre de 2013 los policías de Tlajomulco privaron de la libertad a tres personas para entregarlas a un grupo del crimen organizado; no obstante, a pesar de que el caso reúne las características de una desaparición forzada, la condena judicial se emitió por el delito de secuestro.

Te puede interesar: Desapariciones, el espejo colombiano