"Es muy delicado poner a este tipo de personal formado de una manera militar en las tareas de seguridad pública”

Consuelo Morales

Directora de CADHAC

Con la llegada de la Policía Militar a Nuevo León se incrementarán las denuncias por violaciones a los derechos humanos, advirtió la hermana Consuelo Morales, directora de Ciudadanos en Apoyo a los Derechos Humanos A.C. (CADHAC).

Lo anterior, debido a que un militar no está preparado para tratar a un civil.

Consuelo Morales agregó que también se está desvirtuando la función principal de un elemento de la milicia, que consiste en defender a la nación en caso de una agresión internacional.

Es por ello que la formación de los militares pondrá, incluso, en peligro la seguridad de los ciudadanos.

“Los hechos nos muestran que cada vez que hay una intervención de los militares, no porque haya una mala voluntad, sino porque no hay una formación para ello, las violaciones a los derechos humanos suben de una manera muy importante”, dijo la directora de CADHAC.

“Es muy delicado poner a este tipo de personal formado de una manera militar en las tareas de seguridad pública”.

La hermana Consuelo Morales agregó que en Nuevo León, CADHAC tiene registrados siete casos de militares que violan los derechos humanos de los civiles.

Estas violaciones también están registradas ante la Procuraduría General de Justicia, entre las que se destacan desapariciones forzadas a manos de los soldados.

La también activista aseguró que hasta el momento los siete casos están detenidos ante la Procuraduría y que se desconocen los avances de las investigaciones.

“No hemos logrado que se avance en la investigación de estos casos. 

“En estos casos están involucrados militares y marinos. 

“Sí es una situación muy preocupante y seguimos sin entender la creación de una Policía Militar”.

La directora de CADHAC enfatizó que estos casos datan de los años 2010, 2011 y 2012.

“El año 2010 fue cuando más casos tuvimos de violaciones a los derechos humanos.

“Fue cuando los militares pasaban por las colonias ‘recogiendo’ una cantidad impresionante de jovencitos. 

“Eso fue un descontrol de seguridad que perjudicó a la ciudadanía”.

Otro estado ejemplo de que la presencia militar entre los ciudadanos es perjudicial, dijo la hermana Consuelo Morales, es la vecina entidad de Tamaulipas, donde incluso hay casos de ejecuciones efectuadas por marinos.

Entre los casos más graves de militares en funciones de policías, se encuentra la muerte de dos estudiantes del Tec de Monterrey, a quienes les “sembaron” fusiles.