El cineasta mexicano, ganador de cuatro premios Ariel, Eugenio Polgovsky, falleció el viernes pasado a los 40 años en Londres. La información fue confirmada por el Instituto Mexicano del Cine (Imcine).

Desde hace dos años, Polgovsky se desempeñaba como catedrático de arte en el Trinity College, de Cambridge. Su carrera como documentalista trató temas sociales como la pobreza, el campo, el trabajo infantil y la contaminación.

Su trabajo fue exhibido en festivales internacionales como Cannes, Sundance, Venecia y Berlín.

Leer más: ¡A festejar el cine!

Trópico de Cáncer (2004) fue la obra con la que ganó su primer Ariel en la categoría de mejor ópera prima; cuatro años después, obtuvo los arieles al mejor largometraje documental y mejor edición por Los Herederos (2008), su obra más conocida. En 2012, Un salto de vida, lo llevó a ganar la estatuilla por mejor cortometraje documental.

Contaminación y trabajo infantil retratados por Polgovsky

En el documental Los Herederos, Polgovsky retrata la vida de los niños en el campo mexicano: su lucha diaria por sobrevivir. Los infantes deben ayudar a las labores del hogar por medio del trabajo, como campesinos o fabricantes de ladrillos; o con actividades cotidianas, como recorrer largos trayectos para conseguir leña, pastorear al ganado, acarrear agua, tallar piedras o pintar madera para crear alebrijes.

El título del largometraje, hace alusión a las técnicas y herramientas que estos niños heredan de sus ancestros; no obstante, la marginación y la pobreza, también han sido heredadas desde hace generaciones.

Un salto de vida, presenta los testimonios de los habitantes de las comunidades asentadas cerca del Río Santiago, en Jalisco, que padecen el problema de la contaminación del río con más de mil sustancias tóxicas, perpetrada por la industria. Dicha situación impacta en la salud y en la economía de las comunidades.

“Cuando conocí la historia del Río Santiago quedé impactado, profundamente impresionado por la tragedia que están viviendo en ese lugar, estoy hablando de algo apocalíptico en donde la vida humana es despreciada por el lucro económico. Es el drama de seres humanos en una lucha por salvar un río, una lucha por la vida”, declaró el cineasta, en la presentación del documental realizado por la organización ambientalista Greenpeace.