http://www.youtube.com/watch?v=YNVrXZUqJmM

Algo está pasando en el cine mexicano.
De pronto sus directores, actores y personajes clave de la industria están bajo los reflectores no solo en México, sino en todo el mundo.

Lo que pareciera algún tipo de movimiento, está liderado por miembros de distintas generaciones, de las que han surgido cuatro personajes clave: Alfonso Cuarón, Amat Escalante, Eugenio Derbez y el empresario Alejandro Ramírez Magaña: todos ellos robando cámara actualmente.

Cada uno en su respectivo campo de acción, está marcando diferencia en cuanto a técnica y dirección, estilo y propuesta, entretenimiento, proyección y promoción de contenidos para la pantalla grande.

Y ha sido precisamente en el 11º Festival Internacional de Cine de Morelia –que aún no termina– donde la reunión de estos personajes nos ha permitido atestiguar este momento clave en la cinematografía nacional. 

Nunca como ahora, el cine mexicano, el hecho dentro y fuera del país por mexicanos e incluso no mexicanos avecindados en México, había experimentado tal auge de propuesta, público y taquilla.

Basta iniciar con “Gravedad”, que desde su estreno hace dos semanas en Estados Unidos, ha superado los 200 millones de dólares en el mundo. 

Esto gracias al impresionante manejo técnico de su propuesta, que Alfonso Cuarón ha llevado sobre un guión inspirado por su hijo Jonás  y junto con su director de fotografía, Emmanuel “Chivo” Lubezki, a un punto de no retorno.

Sin duda el director mexicano, tanto en el lenguaje cinematográfico como en la estilística visual, ha reunido en un solo paquete arte y entretenimiento: dos factores tradicionalmente reñidos por los respectivos modos de producción de la industria, con lo que ha roto, además, con dicho paradigma.

“Heli”, por su parte, el tercer largometraje de Amat Escalante, constituye la cereza de una carrera meteórica de sello autoral indiscutible.

Este año, Escalante ganó uno de los premios más codiciados en el mundo: el de Mejor Director del Festival de Cannes y, por si fuera poco, “Heli” fue seleccionada para representar lo mejor del cine nacional, en la próxima entrega de los Oscar.

Si bien Eugenio Derbez se inconformó y hasta intentó “candidatear” su propia película, “No se aceptan devoluciones”, lo cierto es que le tocará entender que el hecho de convertirse en un monstruo de la taquilla nacional y norteamericana, no siempre va de la mano con la consagración.

La cinta trae de regreso a las salas al público familiar para que disfrute de contenido propio, pero el traslape de su imagen cómica de la pantalla casera a la cinematográfica, no conlleva a mejor parte.

No al menos como lo hacen “Gravedad”, con cuatro años de proceso experimental y desarrollo de la técnica, o “Heli”, que asume con riesgo y valentía la responsabilidad de un cine nacional y realista. 

Sin embargo, en el contexto del 11º Festival Internacional de Cine de Morelia, los tres nombres y sus respectivos éxitos hablan también de una ampliación en los sectores del público que los admira.

Y en esto juega un papel preponderante el director de Cinépolis, Alejandro Ramírez Magaña, cuyo C.V. incluye una candidatura a doctor en Economía por la Universidad de Cambridge, ya que es maestro en Administración de Empresas por la Harvard Business School y en Desarrollo Económico por la Universidad de Oxford.

En el puesto directivo desde 2004, su labor no sólo ha llevado a la organización a inaugurar 3 mil salas en México y a consolidarse como la cadena de cines más grande de América Latina y la cuarta a nivel mundial, sino a fundar y sostener el festival que ha colocado a Morelia entre los grandes.

Lugar de origen de la familia Ramírez, Morelia constituye el entorno natural del festival con su bello centro histórico, y en este año que inicia la segunda década de vida, atestigua el que sin duda es un momento histórico de maduración conjunta, entre cine, público y punto de reunión nacionales.

En el lugar preciso…

Alfonso Cuarón, nacido en 1961 en el Distrito Federal, siempre quiso ser director de cine, pero también, curiosamente, astronauta. 

Aunque le hubiera gustado filmar películas desde muy pequeño, tuvo que esperar a cumplir 12 años para recibir de regalo su primera cámara y empezar a filmar todo lo que veía. 

Como no fue aceptado en el Centro de Capacitación Cinematográfica por su edad, empezó a estudiar filosofía por las mañanas, y en las tardes acudía al CUEC (Centro Universitario de Estudios Cinematográficos).  Ahí conoció a quienes serían sus colaboradores: Luis Estrada, Carlos Marcovich y, por supuesto, Emmanuel Lubezki. También en esa época se casó con Mariana Elizondo, madre de su primer hijo, Jonás Cuarón, ahora el escritor del éxito “Gravedad”. 

Fue expulsado del CUEC en 1985 y pensó que jamás sería director, de modo que consiguió empleo en un museo para sostener a su familia. 

Su primera película fue “Sólo con tu pareja” (1991), producida por Imcine (Instituto Mexicano de Cinematografia), que ganó en Toronto varios premios, y el realizador mexicano comenzó a llamar la atención de los productores hollywoodenses. 

Cuarón firmó contrato con Warner Brothers para dirigir la película “Addicted to Love” (1995), pero una noche leyó el guión de “La princesita” (1995) y le planteó la idea a Warner. “Addicted to Love” consiguió dos nominaciones para los Oscars, y ganó algunos premios. 

Después del éxito de “La princesita”, con la Twentieth Century Fox filmó “Grandes esperanzas” (1998).

En 2006, dirige un corto de cinco minutos de la antología, “París, te amo”, con Nick Nolte y Ludivine Sagnier, del que pasa luego a la realización de “Hijos de los hombres” (2006) con Clive Owen, Julianne Moore y Michael Caine, premiado en el Festival de Venecia de 2006, así como tres nominaciones al Oscar. 

Después de su divorcio Alfonso se mudó a Gran Bretaña, donde planeó y desarrolló su más reciente proyecto: “Gravedad”, que a la fecha le ha significado el mayor éxito de público, crítica y taquilla.

El México de Amat

Amat Escalante nació el 28 de Febrero de 1979, “por casualidad”, en Barcelona, España pero se le reconoce como mexicano, ya que no cuenta con la nacionalidad española. .

Este año ganó el premio al Mejor Director en el Festival de Cine de Cannes, con “Heli”. 

Pasó la mayor parte de su infancia en Guanajuato, pero se muda a España en 2001 para estudiar edición de sonido y sonido en el Centro de Estudios Cinematográficos de Cataluña.

Tras su paso por Barcelona se incorporó a la Escuela Internacional de Cine y Televisión (EICTV) de La Habana, Cuba; institución fundada por el premio Nobel Gabriel García Márquez, Fernando Birri y Julio García Espinosa “para apoyar el desarrollo de las industrias audiovisuales nacionales” de los países no alineados. 

De vuelta en México dirigió el cortometraje “Amarrados” (2002), que recibió un premio en el Festival de Cine de Berlín al año siguiente.

En 2005 trabajó como asistente de Carlos Reygadas en “Batalla en el cielo”. Durante el rodaje de la película, que compitió en el Festival de Cannes de ese mismo año, ambos se convirtieron en amigos cercanos y Reygadas terminó coproduciendo de algunos cortos de Escalante y sus primeras películas.

 “Sangre” (2005), filmada en noviembre de 2004 con un presupuesto de 60 mil dólares, fue incluida en la sección “Un Certain Regard”, del festival de Cannes, además de Rotterdam y San Sebastián.

“Los bastardos”, su segundo largo, estrenó mundialmente en esta misma sección de Cannes, y a lo largo de su paso por diversos festivales acumuló premios como el Segundo de la Crítica Internacional, el del Festival de Cine de Lima, el de la Sección Nuevas Visiones del Festival de Cine de Sitges, el premio a la Mejor Película del Festival de Cine de Morelia, el de Mejor Película Latinoamericana en el Festival de Mar de Plata, el de Mejor Director en el Festival Internacional de Cine de Bratislava, entre otros, durante 2008.

“Heli”, su película más reciente, fue seleccionada para competir por la Palma de Oro en el Festival de Cine de Cannes 2013, donde obtuvo el premio al mejor director por un jurado presidido por el director Steven Spielberg. Actualmente ha sido seleccionada para representar al cine mexicano en la carrera de los Oscar.

Derbez en cuando…

Eugenio Derbez ha sido conocido por sus creaciones de televisión y ha estelarizado también  obras de teatro. 

Dos de ellas, “Ninette y un señor de Murcia” y “Sálvese quien pueda”, le han significado el Premio al Mejor Actor de Comedia en México.

Derbez siguió haciendo películas durante los años 90, pero el éxito de sus películas nunca se ha comparado con su éxito en televisión. 

En 1992, comenzó con el show “Al Derecho y al Derbez”; serie que lo convirtió en una celebridad en México y Estados Unidos.

En 1992 contrajo nupcias con la actriz Victoria Ruffo; aunque ella ha declarado que esa boda fue falsa. Sin embargo, procrea con ella el único hijo de ambos (José Eduardo González Martínez del Rio) y luego se divorcian. En 1997, Derbez hace su debut como director en una novela llamada “No tengo madre”.

En 2003, Derbez produce la serie “XHDЯBZ”. También ha producido “Derbez en Cuando”, “Hospital El Paisa” y “Vecinos”, teniendo también papel principal en “XHDЯBZ”.

En 2004 , estelariza “Latinologues” con la que hizo gira por todo Estados Unidos. La obra fue representada completamente en inglés.

Es autor de “La autobiografía no autorizada de Armando Hoyos” (1997), y de “Armando Hoyos: Diccionario de la Real Epidemia de la Lengua”, (1999).

En 2006 Derbez dirige y actua el programa “La bella y la muy bestia”.

En 2008 estrenó la obra “Una Eva y Dos Patanes” con Jacqueline Voltaire, y sus películas “La misma Luna” y “Beverly Hills Chihuahua”. Además transmitió, junto a Televisa Deportes, las emisiones de Olimpiadas Beijing 2008.

Derbez dobló la voz de Jim Carrey en el filme ‘Yes Man”, y en junio de 2009 inició el rodaje de “Hombre de piedra”, que marcó su debut como director y guionista. 

En 2010 protagoniza al lado de Alejandra Barros “No eres tú, soy yo”, producida por Warner Bros., convirtiéndose en la quinta película más taquillera del cine mexicano. 

El 7 de Julio de 2012 contrajo matrimonio con Alessandra Rosaldo.

En 2013 dirige y protagoniza la película “No se aceptan devoluciones”, que a tan solo 9 días de su estreno rompe récord de la cinta mexicana con más espectadores. Está basada en la película Kramer Vs. Kramer ganadora de siete estatuillas Oscar en 1979.

Un festival de cadena

Alejandro Ramírez Magaña fue llamado por su abuelo, fundador de Cinépolis, para hacerse cargo de la empresa desde el punto de vista administrativo. 

Él aumentó y llevó la cadena al punto de desarrollo actual, sino especialmente, hacia otros ámbitos del servicio, como la comida y la atmósfera en las áreas de espera. 

Lo más importante para el cine mexicano y su promoción, es que desde 2003, Ramírez Magaña se convirtió en fundador y promotor del Festival Internacional de Cine de Morelia junto a Daniela Michel y Cuauhtémoc Cárdenas Batel.

El festival se realiza cada año en la ciudad de Morelia, tanto en los complejos de la cadena como otros espacios públicos de la ciudad, y ha sido sede del Festival de cine documental Ambulante, organizado en parte por Canana Films.

La cadena Cinépolis es una empresa de Organización Ramírez, que tiene su sede en la ciudad de Morelia, Michoacán. 

La firma actualmente opera 3 mil salas en México, de las cuales mil 651 son Digitales, 8 IMAX, 52 Macro XE y 14 tienen posibilidad de proyectar en 4D, todo esto en 266 conjuntos, siendo así la empresa cinematográfica más grande de América Latina y la cuarta a nivel mundial.

Es dueña de varias marcas y servicios, como Cinépolis, Cinépolis IMAX Theatre, Digital Theatre, Macro XE, Cinépolis VIP, Multicinemas, Cinemas Gemelos, Cinema Park, 4DX y Mi Cine, posee complejos cinematográficos en México, Guatemala, El Salvador, Costa Rica, Colombia, Panamá, Brasil, Perú, India, Honduras y Estados Unidos. 

Fundada por Enrique Ramírez Miguel en 1947, inició operaciones con el Cine Morelos, en Morelia, Michoacán. En septiembre de 1971 funda Organización Ramírez, inaugurándose con el cine La Raza, en la Ciudad de México. En 1972 crea los Cinemas Gemelos y, al año siguiente, el complejo Multicinemas. 

El concepto de salas multiplex Cinépolis, se crea en 1994. La versión VIP se crearía hasta 1999. El primer complejo construido en la Ciudad de México se dio en el 2009, con Interlomas. Los complejos Multicinemas fueron transformados en Xtreme Cinemas, en 2008. Finalmente, la variante de bajo costo, Mi Cine, se crea en 2010.

La aportación del FICM 

Pensar en cine mexicano había sido, hasta hace apenas unas décadas, pensar en las películas de los años 30 al 50 del pasado siglo XX. 

Años en que la producción cinematográfica en el país era la más poderosa de los países de habla hispana.

Tras un cierto momento de intrascendencia, vendría el advenimiento del “echeverrismo” en los años 70, cuando el cine mexicano experimenta un nuevo impulso desde el ámbito gubernamental. Surgieron Arturo Ripstein, Jaime Humberto Hermosillo, Felipe Cazals, Alfonso Arau y Jorge Fons, entre otros.

Ausencia y desierto en los 80, el público mexicano debió esperar la década del 90, para poder experimentar la fuerza del “Nuevo Cine Mexicano”. Esto significó atestiguar el momento de arribo a escena de los cineastas fundamentales contemporáneos: Carlos Carrera, Alfonso Cuarón, Guillermo del Toro y  Luis Estrada.

Hacia la primera década del siglo XXI se añadirían a la lista Alejandro González Iñárritu, Guillermo Arriaga y, tras ellos, aparecerían Carlos Reygadas y Amat Escalante, como punta de un iceberg que descubre talentos como Gerardo Naranjo y, más recientemente, Michel Franco y Diego Quemada-Diez.

En 2006 entra en vigor el Artículo 226 de la Ley de Estímulo Fiscal para el Fomento de la Producción Cinematográfica (Eficine), que favorece la producción independiente. Los festivales llegaron para apoyar el cine mexicanos y así surgieron el de Guanajuato, el de Morelia y el de Guadalajara. 

En 2003 surge el de Morela de Alejandro Ramírez Magaña. Daniela Michel y Cuauhtémoc  Cárdenas Batel. 

Entre bombas y candilejas…

Si el cine es glamour y candilejas, el Festival Internacional de Cine de Morelia (FICM), ha sido igualmente escenario del lado oscuro de la realidad nacional.

Durante el pasado viernes 18, día de su gala inaugural con la sofisticada cinta “Gravedad”, la cara de la inconformidad y las diferencias sociales del México contemporáneo asomó a cuadro.

Sin luces ni más micrófonos que los que ellos mismos portaron, los maestros de la CNTE se manifestaron en el pórtico del complejo más antiguo de Cinépolis, para aprovechar la prensa nacional y extranjera ahí reunida, y pedirle llevaran su protesta contra la reforma educativa y sus leyes secundarias, a todo el mundo.

Los maestros inconformes de Morelia expresaron entre sus reclamos, las políticas laborales de Cinépolis, que junto con otras organizaciones e industrias señaladas, denominaron imposiciones esclavistas de los oligarcas para el pueblo.

El FICM, de tradición aguerrida…

El FICM, sin embargo, posee su propia tradición aguerrida, pues cuando en 2008 la población de Morelia fue atacada a mansalva durante los festejos patrios, tanto organizadores como invitados, expositores y público del festival decidieron no aplazar la edición correspondiente, y siguieron adelante con solo dos semanas de distancia entre los eventos de violencia y la inauguración del festival.

Si bien de dominio público en su momento, fue rescatado por Diego Luna en el acto solemne en el Cabildo de la Ciudad, al recibir un reconocimiento. 

De Cannes a Michoacán

a competirEsta décima primera edición del FICM ha sido marco de dos películas de contenido especialmente potente que además, están relacionadas entre sí porque ambas obtuvieron premios en Cannes: “La jaula de oro”, del debutante Diego Quemada-Diez, y  “A los Ojos”, de Michel y Vicky Franco. 

Las películas son parte de esas visiones incómodas que captan la crudeza de nuestra realidad plurinacional y obtienen en uno de los festivales más prestigiados del mundo, un reconocimiento. 

“La jaula de oro” obtuvo el premio Un cierto talento, de la sección Una cierta mirada, para su reparto de jóvenes actores no profesionales.

Su presentación en el FICM coincidió con la tercera propuesta del director mexicano Michel Franco, ganador el año pasado, el Gran Premio  de  Una cierta mirada, por la cinta “Después de Lucía”.  

En esta ocasión Michel codirige, con su hermana Victoria Franco, una historia sobre abandono social de intenso drama humano.

Producida sin guión, con actores no profesionales y en base a una extensa y profunda investigación.

 

Y el ganador es…

En el transcurso de los años el cine mexicano, como todas las cinematografías,  ha sido reflejo fiel de la evolución del país y la nacionalidad, expresando a través de sus imágenes y argumentos, las características propias de cada momento histórico. Ese registro ha tenido cuerpo y rostro en cada una de las etapas y temáticas consignadas a través de las cámaras para las grandes pantallas.

Hoy, en 2013, el cine mexicano ha alcanzado una cúspide de madurez y rentabilidad insospechadas, alcanzando también la más alta cuota de récords rotos en taquillas nacionales e internacionales con títulos que ya son historia: 

“Nosotros los Nobles”, “No se aceptan devoluciones”, y “Gravedad”, de Gary Alazraki, Eugenio Derbez y Alfonso Cuarón, respectivamente.

1943
Emilio “Indio” Fernández, gana la Palma de Oro del Festival de Cannes con María Candelaria.

1950
Luis Buñuel, mexicano por adopción, fue el primero en ganar Mejor Director en Cannes por “Los olvidados”, nombrada Memoria del Mundo por la Unesco.

1975
Jaime Humberto Hermosillo, con “La pasión según Berenice”, gana el Ariel al mejor director y se establece como uno de los mejores directores de los años 70.

1978
Arturo Rimpstein, con “El lugar sin límites”, igualmente se consagra como otro de los pilares del cine de los 70, con tres premios Ariel y el premio especial del jurado de San Sebastián.

1990
Rojo Amanecer, de Jorge Fons, se exhibió hasta dos años después debido a la censura oficial, pero transformó el panorama del cine mexicano de fin del siglo XX. 

1991
Carlos Carrera, ganador del Ariel a la Mejor Ópera Prima, además de otros premios internacionales, critica los géneros en “La mujer de Benjamín”.

1991
Alfonso Cuarón ganó el Ariel al Mejor Guión con su ópera prima, “Solo con tu pareja”, primera de muchos éxitos internacionales. 

1992
Alfonso Arau, con “Como agua para chocolate”, impone récord de salas, taquilla y crítica en los Estados Unidos, mientras cosecha 10 premios Ariel y otras nominaciones.

1992
María Novaro, destacada realizadora mexicana  fue nominada al Ariel por Mejor Película, Mejor Dirección, Mejor Guion Original, y Mejor Tema Musical por “Danzón”.

1993
Guillermo del Toro obtiene un Ariel de Oro, además de ocho de plata para su ópera prima “Cronos”, además de otros premios en Cannes, la Habana y diversos festivales.

1995
Jorge Fons, nuevamente, con “El callejón de los milagros”, gana una Mención Especial en Berlín, en España el Premio Goya en 1996 a la Mejor Película Extranjera.

1999
Luis Estrada, con la ácida pero divertida “La ley de Herodes”, gana 10  premios Ariel en diversos festivales internacionales.

2001
Alejandro González Iñárritu por “Amores Perros” el primer mexicano nominado al Oscar de Mejor Película Extranjera en 2000,al Globo de Oro y ganador del BAFTA.

2002
Carlos Reygadas, ganador del Ariel de plata al Mejor Director en 2004 para su cinta debut, “Japón”, recibió una Mención Especial de la Cámara de Oro en Cannes, y premios de otros festivales.

2005
Amat Escalante obtiene el premio Fipresci en Cannes, por su ópera prima, “Sangre”, por la que también es nominado en el festival de Tokio.

2006
Alejandro González Iñárritu gana el premio al Mejor Director, el premio Ecuménico del Jurado y obtiene una nominación a la Palma de Oro de Cannes,  por “Babel”, y seis nominaciones al Oscar. 

2008
Reygadas nuevamente obtiene cuatro premios Ariel de plata, entre ellos Mejor Director, por “Luz Silenciosa”, más una nominación a la Palma de Oro en Cannes, obteniendo el Premio del Jurado.

2010
De nuevo Luis Estrada, con “El infierno”, gana ocho premios Ariel, y diversas nominaciones en los más prestigiados festivales.

2013
Carlos Reygadas, por tercera ocasión, gana la Palma de Oro al mejor director en Cannes, además de otros premios y nominaciones.

2013
Amat Escalante, con solo tres cintas, es ya ganador del premio al Mejor Director en Cannes de este año, por su más reciente realización: “Heli”.

¿2014?… Habrá que considerar que, en el año que corre, la taquilla se ha tornado en un factor mucho más decisivo que cualquier premio ganado en festivales, y que directores contemporáneos como Gary Alazraki y Eugenio Derbez, aún deberán demostrar si han llegado para “colarse” o para “colocarse” en la lista de los mejores y más premiados directores mexicanos. Porque respecto a Gravedad, las expectativas para la próxima entrega del Oscar ratificaría a Alfonso Cuarón en el sitio que ya tiene ganado.