Las dos caras del Tren Maya, el megaproyecto polémico

Mientras ambientalistas, artistas y académicos aseguran que el proyecto insignia del presidente está destruyendo la selva y todo lo que en ella habita, Andrés Manuel López Obrador y la Semarnat aseguran que la obra no representa ningún peligro y beneficiará a la región

Mientras por un lado el Gobierno federal asegura que el Tren Maya es un proyecto que beneficia, especialistas afirman que destruye la selva

Mientras por un lado el Gobierno federal asegura que el Tren Maya es un proyecto que beneficia, especialistas afirman que destruye la selva

Comparte esta nota

Mientras por un lado el Gobierno federal asegura que el Tren Maya, una de las obras insignia del presidente Andrés Manuel López Obrador, es un proyecto que fortalecerá el ordenamiento territorial de la región, potencializará la industria turística, generará derrama económica, incrementará la conectividad en la península de Yucatán, y cuidará del medio ambiente, organizaciones de la sociedad civil y expertos en la materia opinan lo contrario.

Ocean Futures Society, por ejemplo, una de las organizaciones encargada de velar por el planeta más prestigiosa del mundo, emitió una carta pidiendo a la administración de López Obrador revisar con detenimiento los trabajos de la obra y observar los daños que están provocando.

La solicitud se suma al llamado conjunto tanto de ambientalistas, académicos, investigadores e incluso artistas, de no destruir el territorio por donde se desarrolla esta megaobra.

“El daño a los ríos subterráneos no es algo que pueda repararse. Su formación data de miles de años y sus características son únicas en el mundo. No es un ataque contra el Gobierno. Solo pedimos reconsiderar la ruta del tramo 5 para proteger el patrimonio de todos los mexicanos”, publicó el actor Eugenio Derbez en su cuenta de Twitter.

El mensaje iba acompañado de un video con el hashtag #SelvaMeDelTren, un movimiento en redes sociales en donde diversos artistas como Natalia Lafourcade o Bárbara Mori piden cancelar el Tramo 5 por la devastación que está generando.

De igual manera, la organización Greenpeace, emitió un comunicado en donde advierte sobre las irregularidades en materia de permisos e implicaciones medioambientales que los trabajos en la selva del sureste tienen para el país.

De acuerdo con el documento titulado “NO a la devastación de la selva maya”, el Tramo 5 del Tren Maya se está realizando “sin una Manifestación de Impacto Ambiental objetiva y fundada en estudios científicos

También advierte que si el proyecto sigue sin considerar los impactos en el medio ambiente, “perderemos la riqueza natural que ha puesto a México como uno de los países más hermosos”.

“Los cenotes que albergan vida, se destruirán. Las especies como el jaguar, símbolo de la herencia cultural maya, se quedarán sin su único hogar. Cada día que pasa, la destrucción de la selva maya avanza. Es imperdonable ser testigos de esto, desde cualquier parte de México, y no hacer nada”
GreenpeaceComunicado

Responde el gobierno a voces contra Tren Maya

Ante los embates de los grupos ambientalistas como de las diferentes figuras públicas, la administración respondió desde dos frentes.

Por un lado, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), publicó un comunicado titulado “¿Dónde estaban los pseudoambientalistas cuando hace años empezó la verdadera devastación en el sureste de México?”.

En el documento, la dependencia federal asegura que “el gobierno de la Cuarta Transformación trabaja en la remediación del desastre socioambiental que permitieron y promovieron administraciones pasadas para perpetuar el beneficio de unos cuantos por encima del bien común”.

Y sostiene que las personas de la región quieren y ven en el Tren Maya un camino de esperanza para su bienestar y felicidad, ya que representa un proyecto para la justicia social y ambiental en el sureste de nuestro país de la mano de las comunidades.

“Ante las publicaciones que circulan en redes sociales, con desinformación o información errónea, en las que distintas personas y pseudoambientalistas hacen creer a la población en general que el Gobierno de México promueve la devastación medioambiental en el sureste mexicano, se comparten algunas situaciones graves de los últimos 30 años que sí han dañado la riqueza natural de esa región y que no fueron dignas de levantar la voz de quienes hoy se ostentan como defensores del medio ambiente”.

Entre los puntos que destaca el comunicado resaltan los siguientes: se permitió el crecimiento indiscriminado de granjas porcícolas, se potenció y fomentó el uso de agroquímicos como el glifosato, se omitió atender el creciente problema de la deforestación y tala ilegal, se dieron permisos para la explotación minera sin considerar los daños al ambiente, se permitió la siembra de cultivos exóticos como la palma de aceite.

Aunado a esto, durante su conferencia mañanera, el presidente Andrés Manuel López Obrador, abordó el tema y dijo que el Tren Maya va a ayudar mucho a la gente.

“El Tren Maya va a ayudar mucho, mucho a la gente porque aquí se aplica la máxima de que México es un país rico con pueblo pobre, que tenemos un gran potencial y es donde hay más pobreza, por el abandono.

“Entonces, vamos a ir cada vez informando más, teniendo paciencia, aunque van a seguir (atacando nuestros opositores). Por ejemplo, este señor Derbez participó en la inauguración de Xcaret, de un hotel aquí. Consiguieron permiso para tener aquí en cenotes un proyecto, comunican cenotes, río submarino y nadie dijo nada”.

También puedes leer: Gael García responde al comunicado sobre el Tren Maya; es “ignorante y agresivo”

Salir de la versión móvil