Pese al saldo blanco, la alerta por las lluvias en Nuevo León afectó la escolaridad y ocasionó que el asueto del 16 de septiembre se prolongara. Hoy no hubo clases, hay sectores sin energía eléctrica y algunas vialidades fueron cerradas.

Fotografía 1. Los trabajos de desasolve del Río Santa Catarina, que ya cumplen tres años de movimiento de tierra en algunos sectores, tuvieron que ser suspendidos por la cantidad de agua que bajó de La Huasteca. 

Fotografía 2. En el boulevard Rogelio Cantú las intensas lluvias reblandecieron la roca expuesta al medio ambiente, que cayó sobre un carril de la vialidad.

Fotografía 3. En Valle de San Ángel, en San Pedro, hubo deslaves que afectaron la vialidad y los accesos de algunas residencias.

Fotografía 4. Una roca cayó en un edificio de departamentos en San Jerónimo durante la mañana de ayer y rompió el muro de uno de los condominios, donde una mujer fue lesionada por los escombros. El inmueble fue evacuado.

Fotografía 5. El afluente del Río Santa Catarina creció durante toda la tarde de ayer y las autoridades cerraron algunas vialidades y establecieron un cerco en los vados.

Fotografía 6. El vado de Jiménez, rehabilitado después de la inundación de Alex, en San Pedro, fue cerrado porque el agua rebasó el nivel del pavimento.

Fotografía 7. En la reunión de alerta por las precipitaciones el gobernador Rodrigo Medina y los demás integrantes del consejo decidieron suspender las clases.      

Fotos: Juan Carlos Pérez.