Desde la pandemia de COVID-19, los ciberataques a las entidades financieras han aumentado nueve veces más que previo a la crisis sanitaria. Además, de acuerdo con la Organización de los Estados Americanos (OEA), todos los bancos han experimentado algún tipo de ataque digital desde entonces.

“El 100 por ciento de las entidades e instituciones financieras de México manifiestan que identificaron algún tipo de evento (ataques exitosos y ataques no exitosos) de seguridad digital en su contra.

“Los eventos de seguridad digital más comúnmente identificados son: el código malicioso o malware (56 por ciento del total de entidades), el phishing dirigido para tener acceso a sistemas de la entidad (47 por ciento del total de entidades) y la violación de políticas de escritorio limpio (clear desk) (31 por ciento del total de entidades). Se destaca que un 19 por ciento de las entidades e instituciones financieras identifican ocurrencia de eventos de malware diariamente”, dice la investigación de la OEA titulada “Estado de la ciberseguridad en el sistema financiero mexicano”.

Para combatir estas amenazas, es fundamental capacitar y concientizar a las personas, y contar con la infraestructura adecuada para poder defenderse.

“En materia de capacitación y concientización, el 57 por ciento de entidades e instituciones financieras cuenta con planes de preparación, respuesta y capacitación en asuntos de seguridad de la información (incluyendo ciberseguridad) para sus colaboradores, los cuales se ejecutan en su mayoría anualmente.

“El mecanismo más efectivo a partir del cual se ha generado mayor conciencia en las entidades financieras respecto de los riesgos de seguridad digital es a través de medios de comunicación internos y el desarrollo de capacitaciones internas”, explica la OEA.

Respecto al retorno sobre la inversión en seguridad de la información y prevención del fraude a través de medios digitales, expertos comentan que equivale aproximadamente a 10.94 por ciento, lo que se considera como un retorno de alta rentabilidad, motivo por el cual la contratación de más personal dedicado a estas tareas también se ve como una prioridad a corto plazo por todas las instituciones financieras.

“Pese a la presencia de equipos responsables de la seguridad digital en este tipo de organizaciones, el 68 por ciento de entidades e instituciones financieras en México considera adecuado que este equipo creciera en el corto plazo, esto teniendo en cuenta que el 82 por ciento de las entidades bancarias en la región de América Latina y el Caribe opina lo mismo. Al analizar por tamaño, se aprecia que el 100 por ciento de las entidades grandes, el 89 por ciento de las entidades medianas y el 60 por ciento de las entidades pequeñas, consideran que el tamaño de los equipos debe aumentar”, dice el “Estado de la ciberseguridad en el sistema financiero mexicano”.

Te puede interesar:

Banca digital, seguridad a prueba por datos personales

Pasos a seguir para proteger tu información bancaria