En Quintana Roo se materializaron “las tentaciones del carro completo”, denunció este lunes el PRD.

En ese estado, el Revolucionario Institucional y sus aliados (PVEM-Panal) ganaron las 10 alcaldías en disputa y se hicieron de 14 de los 15 distritos locales. Solo el distrito 6, Cozumel, quedó en poder del PAN, que postuló a la presidenta local de la Canirac, Perla Tún.

La mayor derrota para la izquierda se registró en Benito Juárez (Cancún). Después de dos trienios bajo dominio del partido del sol azteca, este municipio fue arrebatado por Paul Carrillo de Cáceres, candidato de la alianza “Para que tú ganes más”. 

Con el 50.68 por ciento de la votación, Carrillo de Cáceres se colocó por encima de la perredista Graciela Saldaña Fraire, quien obtuvo el 21.79 por ciento de los sufragios.

Pero el abstencionismo fue el gran triunfador de la jornada al acaparar el 63 por ciento del padrón.

Jesús Zambrano, líder nacional del PRD, aseguró ayer que en el estado gobernado por el priista Roberto Borge Angulo se registraron hechos delictivos desde antes de los comicios y que su partido todavía está documentando diversas denuncias ante la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (FEPADE).

Dijo que estos acontecimientos prueban la manera arbitraria “en la que se maneja el Gobierno de Quintana Roo y que (este domingo) se comportó como el claro jefe de la delincuencia electoral en ese estado de la república en aras de presumir que el nuevo PRI es ahora el del carro completo y el de ganar a como dé lugar”.

Además de Benito Juárez, al PRD le fue arrebatado el municipio José María Morelos. Movimiento Ciudadano perdió el gobierno de Felipe Carrillo Puerto. En tanto que el PAN fue derrotado en Isla Mujeres y Lázaro Cárdenas.