La limitada respuesta que se dio en la consulta ciudadana del pasado primero de agosto no fue responsabilidad del Instituto Nacional Electoral, el cual realizó sus labores tal cual lo mandata la Carta Magna, asegura en entrevista el consejero Jaime Rivera.

“El INE organizó esta consulta con procedimientos y parámetros de alta calidad. Logramos integrar prácticamente todas las mesas de votación, de las más de 57 mil únicamente faltaron siete, y por causas ajenas al INE, más bien por motivos comunitarios.

“El Instituto Nacional Electoral está satisfecho: cumplió con la ley, con la Constitución y con su deber. La baja participación depende de una decisión de la ciudadanía que nadie le puede imponer, es decir, en buena parte depende del interés que tengan los mexicanos”.

En relación a las acusaciones lanzadas por los líderes de Morena, quienes incluso señalaron al órgano autónomo de sabotear el proceso, dice que quienes quieren culpar al INE por la falta de participación, lo que en realidad deberían hacer es preguntarse si el motivo de la consulta y la pregunta fueron lo suficiente atractivas y despertaban el suficiente interés de la ciudadanía.

“Los electores que quisieron participar tuvieron la oportunidad, todos tuvieron una casilla cerca aunque no estuviera ubicada en el mismo sitio que el 6 de junio pasado”, afirma el consejero electoral.

Enriquecer la democracia

Jaime Rivera, dice que el ejercicio democrático del domingo pasado puede ser una herramienta que enriquezca la vida democrática del país en la medida en que haya más ciudadanos que se involucren.

“En ese sentido este fue un buen ejercicio y el INE demostró que a pesar del poco tiempo que tuvo lo hizo muy bien. Además que ayudó a que los ciudadanos comiencen a habituarse a otros tipos de participación cívica y política”, argumenta Rivera, pues en marzo del próximo año se podría ver una consulta para determinar la revocación de mandato del primer mandatario del país.


“Fue un buen ejercicio y el INE demostró que a pesar del poco tiempo que tuvo lo hizo muy bien. Además que ayudó a que los ciudadanos comiencen a habituarse a otros tipos de participación cívica y política”

Jaime Rivera

Consejero del Instituto Nacional Electoral

En cuanto a su participación en este proceso que el titular del Ejecutivo ya anunció como un hecho, el consejero del INE dice que primero hay que esperar a que el Congreso de la Unión apruebe la Ley de Revocación de Mandato, porque hoy solo existe como una disposición general en la Constitución, y si no hay una ley reglamentaria, será más difícil llevarla a cabo y el INE tendría que expedir por sí mismo las reglas y eso “no es lo ideal”.

“Si el proceso al final se demanda, el Instituto Nacional Electoral lo hará y lo hará bien. Con imparcialidad y garantizando resultados claros y confiables, esa es su responsabilidad”, afirma.

Por último, Jaime Rivera dice que a pesar de que la consulta popular en términos generales fue exitosa, existen dos áreas en las que ve que pueden realizarse mejoras en un futuro.

“Para empezar, que se utilice para lo que marca la Constitución: para asuntos de trascendencia nacional.

“En segundo, que cuando el Congreso apruebe una consulta, dote al INE de los recursos necesarios, porque esta consulta se pudo realizar solamente porque el INE aprovechó muchos de los recursos que derivaron de las elecciones de junio. Pero una consulta no se hace sin dinero”, advierte.

También puedes leer:

El futuro de la Consulta Popular tras el primer ejercicio

Siguiente parada de la consulta: revocación de mandato