“No cabe duda de que haremos un buen papel. Morena se perfila con una base electoral sólida que puede cambiar la historia del país”

Cuitláhuac García Jiménez

Candidato de Morena al gobierno estatal de Veracruz


“No vamos a desistir de la lucha, porque cada voto es a voluntad de una persona que depositó su confianza en nuestro partido y nuestra candidatura”

Cuitláhuac García Jiménez

Candidato de Morena al gobierno estatal de Veracruz


Cuitláhuac García Jiménez es el candidato de Morena que mejor votación obtuvo el domingo pasado. Su candidatura sumó 700 mil votos a su partido

“No cabe duda de que haremos un buen papel. Morena se perfila con una base electoral sólida que puede cambiar la historia del país”, dijo el candidato de ese partido al gobierno estatal de Veracruz, Cuitláhuac García Jiménez.

El abanderado de Morena aún asegura que el voto electoral le favoreció, no solo para ganar la gubernatura, sino para colocar a su partido como una fuerza política con presencia real.

“La conciencia de México ha despertado”, remarcó.

Muestra de ese despertar, aseguró, es el avance que se ha tenido en cuanto a votos obtenidos, no solo en Veracruz, sino en entidades como Zacatecas y la Ciudad de México.

“(…) vieron en los candidatos de Morena una alternativa de cambio al sistema de corrupción propuesto por otros partidos políticos”, aseguró.

García Jiménez señaló que Morena mantiene la posibilidad de lograr más de 2 millones 700 mil votos, que en perspectiva se acerca a los poco menos de 3 millones de votos que logró el PRD en alianza con el PAN.

“Eso nos coloca como la tercera fuerza política nacional, la que sumado al trabajo de Andrés Manuel López Obrador, nos dará, y le dará a México, la posibilidad de un buen resultado en las elecciones presidenciales”, indicó.

García Jiménez es el candidato de Morena que mejor votación obtuvo en las pasadas elecciones. De acuerdo a las actas de escrutinio, su candidatura hizo que el partido sumara más de 700 mil votos, que equivalen casi a la tercera parte de la votación total lograda por Morena.

En Veracruz, el partido lograría la colocación de ocho diputados de mayoría relativa y al menos otros siete por la vía de la representación proporcional, lo que le daría la posibilidad de ser el partido mayoritario dentro del Congreso del Estado.

“Nunca había pasado que un partido de oposición en Veracruz se hiciera con el control del congreso”, dijo García Jiménez.

El antecedente

En las elecciones del 2015, el partido Morena sumó un millón 800 mil votos, los que le fueron suficientes para ganar 18 diputaciones de mayoría relativa en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, así como para gobernar en las delegaciones Cuauhtémoc, Azcapotzalco, Tlalpan, Tláhuac y Xochimilco.

En esa misma elección, en Tabasco logró la alcaldía de Comalcalco y dos diputaciones locales; en el Estado de México se posicionó en la alcaldía de Texcoco y dos diputaciones locales; en Michoacán Morena se hizo con el triunfo en la alcaldía de Yurécuaro; en Campeche ganó la alcaldía de Calkiní y dos distritos locales; en Yucatán obtuvo el triunfo en la alcaldía de Valladolid, en tanto que en Veracruz ganó los distritos de Xalapa y Coatzacoalcos.

“Sin duda el partido dejará de ser oposición, para convertirse en un verdadero actor de la vida política nacional”, concluyó.

El dedo en la llaga

El candidato de Morena está convencido de que en Veracruz hubo un fraude orquestado por el gobierno estatal, el PRI y el Órgano Público Local Electoral (OPLE).

Por eso, dijo que se va a defender cada uno de los votos emitidos a favor de Morena.

“No vamos a desistir de la lucha, porque cada voto es a voluntad de una persona que depositó su confianza en nuestro partido y nuestra candidatura”.

Si bien reconoció que no habrá marchas, plantones o toma de instalaciones, Cuitláhuac García aseguró que se habrá de continuar la lucha legal para que se reconozca su triunfo.

“Nuestro conteo indica que la mayoría de los votantes nos dieron la razón”.

Dijo que ante el cúmulo de irregularidades electorales registradas, ya se ha solicitado en todos los comités distritales electorales del OPLE el recuento de voto por voto y casilla por casilla.

“Porque existen inconsistencias que indican que el resultado electoral real de la elección no es el que nos quiere imponer el OPLE”, remarcó, “en Medellín, solo por citar un ejemplo de la elección de todo el estado, hubo 16 casillas que cerraron en forma anticipada. Los votantes fueron intimidados por elementos de la Fuerza Civil (Policía Estatal) cuando hicieron disparos al aire”.

Argumentó que también en los distritos de Pánuco, Acayucan y Xalapa, hubo actos de intimidación hacia los votantes; en algunos casos hubo comandos armados que se pasearon por las casillas, en otros hubo disparos al aire.

“Pero lo más evidente fueron las llamadas telefónicas de intimidación que recibieron nuestros simpatizantes”, detalló.

García señaló que los actos intimidatorios que fueron orquestados desde el gobierno de Javier Duarte, y que sí influyeron en la votación.

“Al principio de la jornada electoral se estimaba una participación de votantes de entre el 60 al 70 por ciento, pero tras las balaceras y las llamadas, la participación cayó al 52 por ciento del padrón electoral”.

De no ser así, insistió, la votación a favor de Morena habría sido más amplia.