Una investigación de El Colegio de México revela que el racismo del pasado se manifiesta en desventajas sociales “de cuna” para las personas de piel morena, mientras que en personas de piel clara se vuelven ventajas.

Lo que afirma es que el racismo y la discriminación por tono de piel en México tienen efectos importantes en las oportunidades de vida y el bienestar socioeconómico de las personas.

“No hemos podido acabar con la discriminación por el color de piel, sigue totalmente vigente y para que no sea un asunto de perspectiva u opiniones, hay una encuesta que realizó El Colegio de México donde se muestra que si eres de piel blanca tienes tres veces más posibilidades de acceder a un puesto directivo o gerencial y tienes hasta tres veces más posibilidades de estudiar la educación superior”, explica el actor y activista Cuauhtli Jiménez.

Con indicativos tan claros que permiten o impiden la movilidad social, se demuestra que México es un país estructuralmente racista.


“Creo que el color de piel sigue pesando, hemos heredado estos prejuicios a lo largo de los años. En 500 años sí han cambiado cosas, por supuesto, sin embargo, siguen operando mayoritariamente estas visiones racistas y clasistas dentro de México”

Cuauhtli Jiménez

Actor

Jiménez considera que el ejemplo del acceso a puestos gerenciales o a la educación superior es la misma visión con la que opera, por ejemplo, un policía que arresta a un chico moreno simplemente por ser moreno.

Cuauhtli forma parte del colectivo Poder Prieto que busca hacer énfasis en las prácticas racistas que existen en la industria del entretenimiento en el país, pero que terminan siendo un reflejo del racismo que opera en muchas otras áreas de la vida de México.

En la televisión hay una regla no escrita: si un personaje tiene una carrera profesional debe ser de piel blanca; por ello, a los actores de piel morena ni siquiera les dan acceso a ciertas audiciones por el simple hecho de ser morenos

La importancia de que esto vaya cambiando en las producciones audiovisuales es por el alcance que tienen, llegan a tanta gente que pueden contribuir a normalizar las prácticas discriminatorias o a ayudar a que se rompan y cada vez sean menos.

“Es muy curioso como en Estados Unidos las minorías siempre se pronuncian, las asiáticas, afroamericanas y latinas; sin embargo, en México pasa algo muy particular, porque la mayoría es la que se encuentra excluida de ciertos papeles, de los papeles de mayor relevancia en los medios audiovisuales, eso me parece aún más grave, hay una negación de que este país está confirmado mayoritariamente por pieles morenas”, afirma Jiménez.

También puedes leer:

500 años de discriminación a comunidades indígenas

Huey Teocalli ‘instalación de fantasía’ de la historia