El reto es ambicioso, pero lograrlo no será fácil. El secretario de Hacienda Carlos Urzúa entregó al Congreso de la Unión el Paquete Económico correspondiente al ejercicio fiscal 2019, el cual considera recursos por 5.7 billones de pesos, monto 0.2 por ciento inferior a lo contemplado al cierre de este año.

La propuesta está integrada por los Criterios Generales de Política Económica (CGPE), la Iniciativa de Ley de Ingresos de la Federación (ILIF) y el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PPEF), que deberán ser analizados y revisados por los legisladores y posteriormente aprobados antes del próximo 31 de diciembre.

“El Paquete Económico se presenta en medio de un entorno económico nacional e internacional desfavorable y esto puede jugar en contra del Gobierno federal”, expone Victor Valdivia, presidente de Kratos Consultores.

Al hacer la entrega, Urzúa aseguró que el primer paquete del gobierno morenista es congruente con el principio de austeridad que se había prometido anteriormente, y expuso que está construido bajo cuatro premisas: prudencia, transparencia, responsabilidad y objetividad.

“Este paquete refleja, en primer término, el compromiso absoluto con la disciplina fiscal y financiera, de manera que se garanticen la estabilidad macroeconómica y el fortalecimiento de las finanzas públicas”, precisó el titular de Hacienda.

La política de austeridad viene acompañada de un descenso en los principales indicadores económicos para el próximo año.

2%

sería el crecimiento real anual del PIB según los CGPE

En tanto que se prevé que durante el primer año de gobierno del oriundo de Macuspana Tabasco la inflación se ubique en 3.4 por ciento hacia finales de diciembre del 2019.

En este sentido, en los criterios generales se estima que para el periodo 2020-2024 la inflación se situará en la meta del Banco de México.

Respecto al tipo de cambio se estima que se mantendrá en un promedio 20 pesos por dólar durante el siguiente año.

Al revisar otras variables relacionadas con el sector energético, se pronostica un descenso en el precio promedio de la mezcla mexicana de crudo a 55 dólares por barril desde los 62 dólares con los que prevé cierre este 2018.

3.4%

de inflación prevee el gobierno para el 2019

En relación con la plataforma total de producción de crudo se estima que se reduzca ligeramente de 1,849 a 1,847 miles de barriles de petróleo diarios en 2019, y la de exportación de 1,192 a 1,016.

Según el documento, todo lo anterior responde a la volatilidad experimentada en los mercados financieros globales a causa de un aumento en las tensiones comerciales y geopolíticas a nivel mundial y otros factores.

Con el objetivo de mantener sanas las finanzas públicas se propone un déficit para los Requerimientos Financieros del Sector Público (RFSP) de 2.5 por ciento del PIB, situación que permitirá que el endeudamiento neto del Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público (SHRFSP) continúe constante como proporción del PIB.

20

pesos se espera que sea el precio del dólar durante 2019

En materia de política de ingresos para 2019 se preserva la estructura tributaria, con lo que se enfocarán todos los esfuerzos de recaudación en la administración fiscal.

Para el próximo año, se propone implementar estímulos para los municipios de la frontera con el objetivo de reactivar la economía al norte del país, región que ha sido azotada en los últimos años por la violencia y el crimen organizado.

Se calcula que en el ejercicio 2019 los ingresos presupuestales totales asciendan a 5.2 billones, monto 6.3 por ciento superior en términos reales a lo que se consignó en la ILIF 2018, lo que representa una reducción de 0.5 por ciento si se compara con el cierre estimado para este año.

También puedes leer:

Presupuesto, la piedra fundacional de la 4T por Imelda García y Eduardo Buendía