El ruido produce efectos negativos en las personas, tanto físicos como psicológicos, además de contribuir a problemas medioambientales y sociales
La propuesta del diputado por MC contempla que la Ley Estatal de Equilibrio Ecológico se modifique para darle herramientas normativas a los Ayuntamientos
“(…) en Jalisco no se respeta el derecho a la salud ni al medio ambiente sano. No se aplican los mecanismos de control y los ciudadanos siguen padeciendo el ruido”
Augusto Valencia LópezDiputado local por Movimiento Ciudadano

El ruido es un problema constante en las ciudades. La cercanía entre áreas habitacionales con zonas de conciertos, espacios deportivos, bares y avenidas transitadas ocasiona una problemática que genera quejas vecinales ante instancias municipales.

La relevancia de este fenómeno es tal que existe un día internacional de concienciación sobre el ruido, que se celebra el 27 de abril y en el cual se recuerda que el ruido es considerado un agente contaminante invisible que debe ser regulado y controlado.

Produce graves efectos negativos en las personas, tanto físicos como psicológicos, además de contribuir a problemas medioambientales y sociales. Sus efectos fisiológicos son en lo referente al sueño, la presión arterial, digestión y en caso de embarazo se ha vinculado con un efecto negativo en los fetos.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) calcula que hay más de mil jóvenes a nivel global que están en riesgo de perder la capacidad auditiva debido a malos hábitos.

“El impacto acústico es un impacto directo, es una agresión continua, un daño que va a influir en el deterioro de su capacidad auditiva que puede ser irreversible”, sentenció Martha Georgina Orozco Medina, experta en ruido por la Universidad de Guadalajara en un entrevista con el diario local Mural.

Casos abundan en la Zona Metropolitana de Guadalajara, como el de los habitantes aledaños al estadio del equipo de béisbol, Los Charros de Jalisco, pues en cada justa deportiva sufren las consecuencias de vivir en los alrededores.

Otro es el caso del Trasloma, un espacio para eventos musicales. Tras el Festival Roxy la autoridad determinó que no se volverían a realizar eventos de ese nivel por las afectaciones de ruido y espacio a los vecinos.

Sobre el tema, el escritor tapatío Antonio Ortuño publicó una columna en el diario local El Informador donde cuestiona:

“¿Qué clase de fetiche tenemos los tapatíos con el estruendo y por qué nos gusta tanto imponérselos a los demás? Alguien, por ejemplo, y lo vemos todos los días, abre un comercio de lo que sea y, claro, no se le ocurre mejor idea que colocar junto a la puerta dos bocinas profesionales a berrear canciones hórridas a un volumen como para que lo escuchen en Plutón”.

Zonas ruidosas

Datos oficiales detallan que en los últimos dos años se han presentado alrededor de 35 mil quejas por ruidos, de octubre de 2015 a abril de 2017, en sólo 38 de los 125 municipios de Jalisco.

Esta cifra revela que a diario se interponen cerca de 60 denuncias por contaminación acústica, según información obtenida y proporcionada por el diputado local por Movimiento Ciudadano, Augusto Valencia López, y organizaciones como “Cruzada contra el Ruido en Guadalajara”.

Algunos de los puntos más ruidosos en la Zona Metropolitana de Guadalajara son el Anillo Periférico frente a Plaza Sur, Alcalde y Normalistas, Ocho de julio frente a Plaza de las Torres, López Mateos frente a Plaza del Sol, y Ávila Camacho frente a Plaza Patria, con decibeles que van desde los 60 a los 103.

Algunas de las colonias que más destacan son: en Zapopan, La Calma, La Estancia y Villas Universidad; mientras que en Guadalajara, La Americana, Providencia y Chapultepec.

Según la Norma Oficial Mexicana (NOM)-081- Semarnat, sobre emisión de ruido de una fuente fija, el nivel máximo que se permite para el volumen de algún aparato o derivado es de hasta 68 decibeles en zonas residenciales durante el día, un equivalente al paso continuo de unidades del transporte público en la zona de vivienda.

Mientras que por las noches esta permisión se baja a un máximo de 65 decibeles, que a decir de la normativa federal no daña la salud auditiva.

Plantean homologar reglamentos locales

De cara a esta problemática, el diputado Augusto Valencia López presentó una propuesta que pretende armonizar las leyes y reglamentos de los tres niveles de gobierno en cuanto al control y moderación del ruido, paralelo a una cultura de respeto ciudadano en este tema.

La propuesta contempla que la Ley Estatal de Equilibrio Ecológico se modifique para hacerla eficiente y darle nuevas herramientas normativas a los Ayuntamientos de Jalisco.

“Queremos poner en la agenda pública un tema que nos preocupa mucho y nos genera dificultad para vivir de manera tranquila, porque en Jalisco no se respeta el derecho a la salud ni al medio ambiente sano.

“En muchas ocasiones no se aplican los mecanismos de control y los ciudadanos siguen padeciendo el ruido. Estaremos tratando de homologar los reglamentos reformando la Ley Estatal de Equilibrio Ecológico”, declaró Valencia López a medios de comunicación.

Fundamentando su iniciativa, el legislador local detalló que la OMS considera al ruido como uno de los principales factores que perjudican la salud, sólo después de la contaminación del aire.

Agregando que en la ZMG, siete de cada 10 personas están expuestas a niveles no recomendados o excesivos de ruido.

Ya desde 2015 académicos de la UdeG habían manifestado la necesidad de trabajar en este tema, con un programa integral en la materia debido a la relevancia que tiene para la salud, pero también por lo poco detectable que puede reflejarse.

Ante este panorama, la iniciativa de Valencia llega con un respaldo que sólo había estado en las organizaciones vecinales y los académicos, obviado por las autoridades locales.

Pero ante experiencias previas, se abren los cuestionamientos de si esta armonización no será otra iniciativa que quede en la letra y cuyo beneficio para los vecinos tenga poca percepción de mejoría.

Bajen el volumen

El ruido es considerado un agente contaminante invisible:

>> 68

Decibeles  en zonas residenciales durante el día permite la Norma Oficial Mexicana (NOM)-081-Semarnat

>> 7 de 10

Habitantes de la ZMG están expuestas a niveles no recomendados o excesivos de ruido

>> 60-103

Decibeles se registren en los puntos más ruidosos de la Zona Metropolitana de Guadalajara

>> 35,000

Quejas por ruido presentadas en los últimos dos años en 38 de los 125 municipios de Jalisco