50

Por ciento más uno del electorado, votación para definir al gobernador de acuerdo a la iniciativa


La Suprema Corte ya otorgó la figura de diputado migrante para Guerrero y Campeche


Pedro Kumamoto impulsó también #SinVotoNoHayDinero, iniciativa que a nivel federal pretende reducir el financiamiento a los partidos

Llegó el periodo vacacional y el diputado local independiente de Jalisco, Pedro Kumamoto Aguilar, ya pretende comenzar el cabildeo de su nueva iniciativa ante el Congreso Local.

Retoma bríos luego de su arduo trabajo de cara a #SinVotoNoHayDinero, la iniciativa que a nivel federal pretende reducir el financiamiento a los partidos.

A inicios de este mes se presentó una propuesta de reforma política por parte del legislador local, pues desde su opinión el sistema político-electoral actualmente da poco margen de participación social y por ende existe una representación que carece de legitimidad.

“Las personas en este país todavía no se sienten representadas. Y esto no es una percepción personal. La realidad es que los gobernantes han sido incapaces de responder a las necesidades y agendas.

“Así lo dice la Tercera Encuesta Nacional de Cultura Constitucional: solo el 20 por ciento de las personas tienen confianza a sus legisladores y solo 3 de cada 10 personas piensan que el gobierno atiende sus problemáticas y necesidades”, expresó Kumamoto Aguilar al presentar la iniciativa.

Los independientes plurinominales

Pedro Kumamoto Aguilar presentó esta reforma política desde su ámbito, el estado de Jalisco, en el cual pretende abrir paso a una representación independiente que se respalde en otras fuerzas, lo que él mismo no tuvo al momento de su elección.

Al menos cinco de sus puntos clave de la reforma se refieren al proceso electoral que integran los candidatos independientes.

Refiere que se podrían crear los diputados independientes plurinominales, que llegarían al Legislativo cuando el candidato alcance una votación mínima que lo ponga en el mismo nivel que otros legisladores que llegan a partir de fórmulas partidistas.

Plantea que los diputados plurinominales puedan ser electos a través del voto directo, aunque bajo lógicas distintas a los que llegan sus pares por mayoría relativa, a través de una boleta en la cual el orden sea determinado por el voto popular y no como una lógica de decisión partidista.

Kumamoto impulsa que los independientes tengan las mismas reglas que sus pares partidistas para acceder a la reelección de forma directa.

En cambio en el caso de los diputados independientes se tendría que realizar un proceso como el que los lleve al Congreso, recabando firmas para alcanzar la postulación como un primer paso de acceso a la candidatura pero como un tope para quienes decidan reelegirse.

La reforma local contempla que el plazo para que los aspirantes independientes puedan acceder a una candidatura se amplíe, por la dificultad que representa recabar firmas y copias de las credenciales de elector, esto como un apunte a la experiencia del propio impulsor de la iniciativa.

Toda vez que la iniciativa también sugiere que se pueda eliminar el requisito de las copias de credenciales de elector para los candidatos independientes, pues señala que incluso el Tribunal Electoral determinó su eliminación al considerarlo como un requisito inconstitucional.

Gobernador con legitimidad

También está el tema presupuestario y las limitaciones financieras de los independientes, en contraste con sus homólogos partidistas, al considerar un esclarecimiento en la formula del financiamiento privado para los independientes.

Busca armonizar la legislación local para que los topes de gastos de campaña de los independientes y los candidatos partidistas sean los mismos.

También plantea cambios importantes en las dinámicas electorales locales, como la segunda vuelta en la elección de gobernador.

Refiere que los gobierno estatales deben estar basados en la legitimidad de un grueso de la población, que sólo puede obtenerse por un amplio margen de votación directa y a través de alianzas partidistas.

“La segunda vuelta electoral para la elección a Gobernador del Estado permitirá que quien resulte vencedor o vencedora de dicha contienda cuenta con la legitimidad para el ejercicio del cargo.

“Basta con reconocer que el sistema de mayoría relativa en un sistema de voto fragmentado por una pluralidad importante de partidos como de candidaturas independientes implica una dificultad de legitimación”, señala el legislador en su exposición de motivos.

Por lo que la segunda vuelta electoral significaría la aprobación del triunfo del futuro gobernador de Jalisco bajo la lógica de una votación del 50 por ciento más uno del electorado, lo que bajo la perspectiva de Kumamoto representa un gobierno de mayoría democrática.

Diputado de migrantes

Una figura renovadora del ámbito político local es la del llamado diputado migrante.

Un funcionario electo por mayoría relativa para el Congreso Local que pueda ser electo desde los consulados mexicanos y que represente a la población jalisciense en el extranjero.

Esta figura no es nueva en el plano político nacional, pues la propia iniciativa se sustenta en la validación que la Suprema Corte de Justicia de la Nación otorgó para dicha figura en estados como Guerrero y Campeche.

“Es importante tener una figura de representatividad para las personas de Jalisco en EE.UU., ya que de acuerdo a los registros de expedición de matrículas es el país con mayor número de jaliscienses”, se lee en la ficha técnica.