Otro de los alcaldes de la Ciudad de México que durante la pandemia de COVID-19 hizo compras ajenas a la atención de la contingencia y con costos excesivos fue Santiago Taboada, de la alcaldía Benito Juárez.

Reporte Índigo documentó que el panista compró desde bases de ceniceros de 7 mil pesos, hasta equipos de sonido de 340 mil pesos.

Dichos gastos fueron hechos durante el periodo de emergencia en el que la ejecución de los recursos en salud eran la prioridad de la administración pública.

También en un contexto donde las autoridades apelaron a la austeridad y a los recortes presupuestales como una medida para obtener recursos para enfrentar la emergencia.

Pese a ello, Santiago Taboada adquirió al menos 7 bienes caros y que no ayudaron a combatir la pandemia.

En total, lo que erogó la demarcación en comprar los objetos referidos supera el medio millón de pesos.

Compras inútiles en pandemia de Santiago Taboada

El primer objeto que la demarcación compró, según los bienes dados de alta durante el 2020 en el inventario de inmuebles de la alcaldía que se puede consultar en la Plataforma Nacional de Transparencia (PNT), es una cocina integral de 64 mil 15 pesos que tiene el número 5191000084 en los registros y su fecha de alta fue el 9 de septiembre de 2020.

Dicho bien adquirido por la demarcación es caro tomando en cuenta que en tiendas como en The Home Depot y Coppel los precios de las cocinas integrales oscilan entre los 8 mil y los 11 mil pesos.

También puedes leer: Layda Sansores en Álvaro Obregón compró lujos inútiles en pandemia

Posteriormente, la alcaldía panista adquirió un equipo de sonido que tiene el número de inventario 5211000262, fue dado de alta en la misma fecha que el bien anterior y el precio al momento de la compra, era de 340 mil 455 pesos.

Al igual que la cocina integral, la demarcación adquirió el equipo de sonido a un costo muy alto pues, aunque sus especificaciones no se detallan en la información disponible, en los portales electrónicos de las tiendas JBL México y Sears aparecen productos similares en precios al público que van de los 11 mil a los 14 mil pesos.

El tercer bien es una pantalla de plasma que fue adquirida en 19 mil 935 pesos, tiene el número de inventario 5211000240 y fue dada de alta el 15 de octubre pasado.

Los portales electrónicos de Walmart y Amazon revelan que las únicas pantallas de plasma que alcanzan ese precio son las de 70 pulgadas. Es decir, la administración de Santiago Taboada adquirió una pantalla cuyo precio es equivalente a una de tamaño gigante de 177 centímetros de ancho por 81 centímetros de largo.

Después en las altas del inventario de 2020 de la alcaldía aparece una “coqueta con luna del siglo XIX”, que es un tocador con espejo y su precio fue de 26 mil pesos, mientras que su número de registro es 5131003414 y es propiedad de Benito Juárez desde el pasado 30 de septiembre de 2020.

En quinto lugar está una base de cenicero que al momento de ser adquirido valía 7 mil 834 pesos, fue dado de alta también el 30 de septiembre y se le puede identificar en el inventario con el folio 5111000040.

También puedes leer: Irregularidades en tecnología de Benito Juárez

Mientras que el penúltimo objeto de los bienes con un precio alto que fueron comprados por Benito Juárez en un momento de emergencia, fue un amplificador de 38 mil 715 pesos y tiene el número de inventario 5651000006. Solo equipos profesionales y de alta gama como los que se ofrecen en Steren alcanzan el costo mencionado.

Por último, en diciembre de 2020, la demarcación compró un altavoz de 39 mil 720 pesos y se identifica con el folio 5151000002.

En Amazon el único producto que tiene un precio similar es un altavoz profesional marca KEF Lsx, cuyo monto asciende a 35 mil pesos. La suma del costo de los 7 objetos mencionados da un total de 536 mil 664 pesos.

Gastos no prioritarios

El 31 de marzo de 2020 se emitió la Declaratoria de Emergencia Por Motivo de Fuerza Mayor por la Contingencia Sanitaria de COVID-19, misma que fue publicada en la Gaceta Oficial de la Ciudad de México, con la cual se ordenó a todos los entes públicos priorizar las acciones en mitigar los contagios y procurar la salud de las personas.

Desde entonces, el gasto en medidas de contención de la pandemia se volvió prioritario y tanto alcaldías como dependencias públicas tenían que invertir obligatoriamente en la ejecución de las acciones para reducir los contagios.


Santiago Taboada no fue el único alcalde que compró lujos durante la pandemia, también Layda Sansores adquirió bienes que tuvieron un costo de más de 300 mil pesos

Además, debido a la pandemia, las autoridades capitalinas tuvieron que hacer recortes presupuestales para atender las necesidades de salud emergentes.

En mayo de 2020, la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, informó que se iban a tener que recortar 20 mil millones de pesos del presupuesto de la administración central, debido a que había una reducción en la captación de impuestos y para atender la contingencia sanitaria por COVID-19.

No obstante, el panista Taboada no es el único que ha hecho dichos gastos inútiles en la pandemia.

El pasado 6 de julio, Reporte Índigo publicó el texto “Layda Sansores en Álvaro Obregón compró lujos inútiles en pandemia” en el que se detalla que la ahora gobernadora electa de Campeche adquirió comedores de lujo y hasta llantas para hacer crossfit durante la contingencia sanitaria. Gastos inservibles para la atención de la emergencia que tuvieron un costo de más de 300 mil pesos.

También puedes leer: Mantenimiento de vialidades con irregularidades en Benito Juárez