En 1999, el ‘Z-12’, fue baja de las Fuerzas Armadas y pasó a formar parte de Los Zetas 

El grupo denominado Vieja Escuela, escisión del Cártel de los Zetas se ha asentado en el municipio más rico de México: San Pedro Garza García.

La detención de Luis Reyes Enríquez, “El Rex” o “Z-12”, la semana pasada en este municipio revela la operación de esta organización en tierras sampetrinas.

Este líder, considerado por la autoridad federal como encargado de toda la zona norte de México, se había instalado en el municipio de San Pedro desde hace tres meses.


Según información de inteligencia federal, en todo ese tiempo Reyes Enríquez logró conformar una red de distribución de droga al menudeo, especialmente de cocaína en el municipio que enfrenta una fuerte crisis de inseguridad.

De acuerdo a datos extraoficiales, “El Rex” o “Z-12” aprovechó el descontrol interno del Cártel de Los Beltrán Leyva por pugnas entre varias células para hacerse del negocio de la venta de droga en San Pedro.

El informante dijo que hay otras células de Los Beltrán Leyva que tendrían un acuerdo con Los Zetas, Vieja Escuela, esto como parte de un fortalecimiento para impedir la posible llegada de otras organizaciones como el Cártel de Jalisco Nueva Generación, el Cártel del Golfo y el Cártel de Sinaloa.

“Este posible pacto incluida un cobro de piso, para que Reyes Enríquez se ocultará en una o varias residencias de lujo”, dijo la fuente.

Reporte Indigo adelantó que la detención de Omar Treviño Morales “Z-42”, líder del Cártel de Los Zetas, en una residencia de San Pedro, exhibía que el municipio está vulnerable a la operación de los cárteles de la droga.

Municipio, históricamente controlado por el Cártel de los Beltrán Leyva y el Cártel de Sinaloa.

Pero con el rompimiento de estas dos organizaciones, Los Beltrán Leyva se quedaron con el control de esta plaza con el apoyo del Grupo Rudo, ligado con el actual alcalde Mauricio Fernández.

Y es que Jesús Gerardo Ledezma Campano, integrante de este grupo, detenido en Estados Unidos por asesinato, en su declaración en la Corte de Forth Worth acusó a Fernández de haber negociado con Los Beltrán Leyva para tener blindado el municipio de San Pedro.

Pero con la detención de “El Rex” o “Z-12”, deja al descubierto que Los Zetas están en San Pedro y abre la puerta a que el municipio aún es un territorio en disputa por parte de los cárteles.

De las brechas a los lujos

Históricamente, los líderes de Los Zetas se escondían y huían entre las brechas de Nuevo León y Tamaulipas, esto como parte de su operación para no convertirse en un blanco fácil para la autoridad federal.

El lujo no estaba en su plan. Lo importante era no ser ubicado por las Fuerzas Armadas.

Los exlideres Heriberto Lazcano “El Lazca” y Miguel Ángel Treviño Morales “Z 40” son un claro ejemplo de su andar “a salto de mata”.

Lazcano estuvo por años refugiado en rancherías y brechas en Coahuila, hasta que en 2012 fue abatido en el municipio de Progreso por la Marina en este estado.

Mientras el “Z-40 se escondía entre las brechas de Nuevo Laredo, Tamaulipas, hasta el 2013, cuando fue capturado en un camino de terracería dos kilómetros antes de llegar al municipio de Anáhuac, Nuevo León.

Pero ahora los nuevos líderes de Los Zetas han cambiado su estrategia.

El sobrino del “Z-40”, Omar Treviño Morales, alias el “Z-42”, fue capturado en una residencia del municipio de San Pedro, y contaba con varias casas, incluso, una en el sector exclusivo de Olinalá.

Cuando se sentía asediado por las Fuerzas Federales, el “Z-42”, se refugiaba en una lujosa casa en ubicada en este exclusivo sector de San Pedro.

La residencia contaba con alberca, muebles de lujo y una vista espectacular.

Ropa y lentes de diseñador, así como vehículos de lujo y casas valuadas en alrededor de 15 millones de pesos, pareciera que para Treviño Morales era su fachada perfecta.

Pero no sólo para el “Z-42”.

Luis Reyes Enríquez, “El Rex” o “Z-12” dejó de lado andar “a salto de mata” para tener una mejor vida.

También decidió disfrutar de la vida rodeado de lujos.

Se informó que tenía una residencia por HEB Chipinque por la calle San Juan.

Rodeado de residentes VIP, el “Z-12” pretendía pasar desapercibido para las autoridades. Pero al final no le alcanzó hacerse pasar como empresario sanpretino y fue capturado.

¿Y los policías encubiertos?

La detención de Luis Reyes Enríquez, “El Rex” o “Z-12”, líder del Cártel de Los Zetas, evidenció que el grupo encubierto de la Policía de San Pedro ni siquiera se enteró de la presencia de este capo.

Este nuevo Grupo Rudo de inteligencia, según la Policía de San Pedro se creó para detectar la posible llegada de capos y la venta de droga al menudeo.

Pero todo apunta a que no sabían de la operación desde hace tres meses de Reyes Enríquez.
Reyes Enríquez ingresó al Ejército el 30 de enero de 1990 y fue comisionado a la delegación de la PGR en Tamaulipas, como agente de la Policía Judicial Federal A.

En 1999 causó baja de las Fuerzas Armadas y pasó a formar parte de Los Zetas, y de acuerdo con investigaciones de la PGR, se le identifica como una de las personas más allegadas a Osiel
Cárdenas Guillén y Heriberto Lazcano “El Lazca”.