Un nuevo capítulo del caso Iguala acaba de comenzar. 

Amnistía Internacional y cinco otras organizaciones de derechos humanos exhortaron ayer por medio de una carte al Gobierno mexicano a apoyar a los integrantes del Grupo Interdisciplinario de la Comisión Internacional de Derechos Humanos que revista el caso Iguala y pidieron acatar sus resoluciones. 

Para que el grupo pueda emitir sus conclusiones con absoluta autonomía y con base en parámetros técnicos, las ONG expusieron que los expertos deben contar con los recursos materiales y humanos necesarios para llevar a cabo su mandato.

Este mandato, detallaron los firmantes, comprende la elaboración de planes de búsqueda en vida de los normalistas de Ayotzinapa desaparecidos desde el 26 de septiembre, así como el análisis técnico de las líneas de investigación y del Plan de Atención Integral a las Víctimas.

Además, dada la trascendencia del caso Iguala, se “requiere un minucioso escrutinio internacional sobre el actuar de las autoridades federales, estatales y locales en el país”, indican las ONG. 

Aún falta

En tres meses, el grupo interdisciplinario de expertos de la CIDH entregará su primer informe relacionado con la investigación del Gobierno federal por la desaparición de los 43 normalistas. 

Este lunes, el equipo de expertos, que se formó el 12 de febrero, arribó a las instalaciones de la normal rural de Tixtla, Guerrero, en donde conocieron por primera vez a los padres de los estudiantes desaparecidos.