Como director del Instituto Estatal de la Juventud, Alejandro Reyna Aguilar contrató a una empresa que no está especializada en prevenir las adicciones a las drogas en las y los jóvenes de Nuevo León, sino en piezas de tecnología.

Documentos en poder de Reporte Índigo revelan que Bromusa Vending S.A. de C.V. recibió dos contratos, uno para ofrecer conferencias enfocadas en motivación, prevención de adicciones y de violencia, sexualidad responsable, redes sociales y primeros auxilios.

“El ente público celebró contrato de servicios el 4 de febrero de 2019 por 876 mil 438 pesos con el proveedor Bromusa Vending S.A. de C.V. por concepto de 219 conferencias enfocadas en: motivación, prevención de adicciones, prevención de violencia, sexualidad responsable, redes sociales y primeros auxilios”, revela la Auditoría Superior del Estado de Nuevo León (ASENL) en la revisión de la cuenta pública de 2019.

Bromusa Vending S.A. de C.V. además obtuvo otro contrato de prestación de servicios el 1 de marzo de 2019, por 490 mil 680 pesos para impartir 94 asesorías de español, biología, física y química.

No obstante, la razón social de Bromusa Vending S.A. de C.V. es la compra, venta, distribución y exportación, maquila, adquisición de piezas industriales, eléctricas, mecánicas, hidráulicas y de todo tipo de tecnología, según el acta de constitución de la empresa.

Contratan a Operadora Intervasa para app y talleres

El director del Instituto Estatal de la Juventud, Alejandro Reyna Aguilar, siguió entregando contratos a empresas a pesar de que su razón social preponderante no se alinea con el servicio prestado. La ASENL señala en la revisión de la cuenta pública de 2019 que Reyna Aguilar otorgó dos contratos a Operadora Intervasa, S.A. de C.V., en menos de 15 días.

Uno el 10 de mayo de 2019 por 881 mil 600 pesos por el concepto de servicio de creación de una aplicación web.

“De administración de datos y la aplicación de un test de talento de 42 preguntas y evaluación para 25 mil usuarios”, dice el órgano fiscalizador.

El excandidato independiente por la alcaldía de Santiago le otorgó a esta empresa un contrato más por 368 mil 880 pesos por concepto de 106 sesiones de taller de creación literaria. No obstante, Operadora Intervasa, S.A. de C.V., tiene como razón preponderante la compra, venta, importación, exportación, distribución, suministro y comercialización de toda clase de bienes muebles e inmuebles.

“La operación y administración de toda clase de negocios o establecimientos para la elaboración y venta de alimentos y bebidas, tales como restaurantes, bares, video bares y todo lo relacionado al ramo restaurantero”, dice también el acta constitutiva de la empresa.

Más talleres y cursos contratados por Alejandro Reyna Aguilar

El director del Instituto Estatal de la Juventud, Alejandro Reyna Aguilar, no solventó 8 millones 457 mil 936 pesos de 20 observaciones de la cuenta pública de 2019.

“El ente público carece de evidencia justificativa y comprobatoria de diversos registros contables de 8 millones 457 mil 936 pesos en el rubro de servicios generales”, revela la ASENL.

También está bajo la lupa la asignación de varios contratos a la persona física, Ana Belén Torres Rodríguez, quien recibió el 4 de septiembre de 2019 601 mil 692 pesos por un taller de apreciación musical, artística o literaria por 133 sesiones.

Un mes después, el 4 de octubre de 2019, obtuvo un contrato por 331 mil 760 pesos por los servicios de 13 sesiones de cursos y exhibición de bicicletas BMX.

Además el 24 de noviembre de 2019, tuvo otro contrato por 243 mil 600 pesos para organizar un evento en la plaza principal de Santiago. Y no sólo lo organizó, Torres Rodríguez también rentó los baños para dicho evento por la cantidad de 46 mil 400 pesos.

También puedes leer: La batalla por el CPS del Sistema Anticorrupción