Los asistentes administrativos son los trabajadores que más han aumentado de peso en Estados Unidos, esto según una encuesta realizada por el sitio de la bolsa de trabajo CareerBuilder.

La combinación de malos hábitos alimenticios y la falta de actividad física son los factores detrás del aumento de talla en más del 70 por ciento de los encuestados con este tipo de puestos. Pero no son los únicos. 

Maestros, ingenieros, enfermeras, asistentes médicos, gerentes de tecnologías de la información y administradores de sistemas son las otras profesiones en donde más del 50 por ciento de los trabajadores encuestados reportaron haber subido de peso. 

En la investigación participaron alrededor de 3 mil 600 trabajadores de tiempo completo. 

Los resultados no son nada alentadores: más del 50 por ciento de los trabajadores considera que tiene sobrepeso y el 41 por ciento considera que ese aumento lo obtuvo en sus puestos de trabajo actuales.

Entre aquellos trabajadores que ganaron peso, el 59 por ciento dice haber subido más de 4 kilos y medio; otro 30 por ciento admite haber aumentado por lo menos 9 kilos. En contraste, tan solo el 16 por ciento de los encuestados perdieron peso en su trabajo actual.

Malos hábitos

Aunque estos hallazgos aplican para trabajadores estadounidenses, vale la pena poner atención en los malos hábitos que se desarrollan en el ambiente de trabajo y que tienen una repercusión en nuestra salud.

Más de la mitad de los trabajadores compran comida ya sea en la calle, en centros comerciales o en cadenas de comida rápida, en lugar de prepararse comida por lo menos una vez a la semana. No es todo, el 70 por ciento come botana o snacks durante el día. 

Rosemary Haefner, vicepresidenta de recursos humanos de CareerBuilder, recomienda caminar más o tomar las escaleras en el trabajo para fomentar la actividad física. 

También es importante mantenerse constantemente hidratado: tomar agua ayuda a reducir las calorías que se consumen al acompañar la comida con bebidas azucaradas. 

Una manera sana de matar la tentación de la maquina de dulces: llevar siempre fruta o vegetales como snack.