La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) alertó a los consumidores acerca de las salchichas fraudulentas que se encuentran en el mercado.

Este embutido se trata de uno de los más populares en México, es por ello que Profeco se dio a la tarea de analizar este producto.

Te sugerimos: Profeco revela la lista completa de quesos Oaxaca con hongos y que incumplen normas

El estudio de Profeco, de 2020, se basó en 57 marcas de salchichas, y analizó rubros como cantidad de grasa, la adición de fécula, proteína, humedad, sodio, tipo de carne y si su etiquetado correspondía con el producto.

La investigación se basó en la norma NMX-F-065-1984 que contempla sólo 3 tipos de salchicha, pues al no ser una normativa obligatoria, en el mercado se venden más tipos, los cuales, sin embargo, también se integraron al estudio.

¿Qué salchichas son fraudulentas y no debemos consumirlas?

De acuerdo con el estudio hecho por Profeco para la Revista del Consumidor, hay 39 marcas de salchichas que son fraudulentas, pues mienten en sus etiquetados.

Mientras algunas venden más agua que carne, como es el caso de las marcas Casa López y Peñaranda cuyo contenido es de 75 y 50 por ciento agua respectivamente, otras mienten en la cantidad de carne que contienen.

Las salchichas Duby y Aurrerá tipo Viena, y la Don Fer de pavo, mienten en el porcentaje de carne que tienen.

Por otro lado, otras de las marcas analizadas aseguran en sus empaques estar preparadas con pavo, sin embargo, al analizarlas el contenido que tienen es pollo.

Parma Sabori, San Millán y Tres castillos son de pollo aunque claman ser de pavo, mientras que Un-tres y Pepe Salchicha ni siquiera revelan de qué ave están hechas sus supuestas salchichas de pavo.

Parma Sabori miente en otro de sus productos, “Al natural” dice ser de pavo, pero es de pollo, además de decir que no tiene conservadores, cuando sí los tiene.

Por otra parte, la supuesta opción saludable, por ser de pavo y reducida en sodio y grasa, la Fud Cuida-t+, resultó ser la líder de las salchichas fraudulentas.

Además de ser de pollo, este embutido tiene las cantidades regulares de grasa y sodio.