El científico Fredrik Backhed, uno de los autores del artículo “Diet–microbiota interactions as moderators of human metabolism”, señala que si bien existe correlación entre la microbiota intestinal y la obesidad infantil, los datos no confieren causalidad, es decir, la composición de la microbiota no es lo único que determina que un infante tenga sobrepeso.

No obstante, “entender la correlación es un primer paso importante para observar y entender qué pasa cuándo se altera la microbiota… Esto nos permitiría diseñar tratamientos más precisos para mejorar el microbioma (conjunto de microorganismos) en los primeros años de vida”, señala.

Los hallazgos científicos revelan que la diversidad microbiana se reduce en individuos obesos, lo que probablemente se debe a una dieta menos completa, pero no puede ser directamente la causa de la obesidad.

La reducción en la diversidad no solamente se da en individuos obesos, también en individuos enfermos. En general, comenta, una mayor diversidad equivale a un mejor estado de salud.

En la Ciudad de México está en curso un proyecto de investigación titulado “Estudio de la microbiota intestinal de anaerobios estrictos y facultativos en escolares con distinta composición corporal”, a cargo del doctor Armando Navarro Ocaña, del Departamento de Salud Pública de la Facultad de Medicina de la UNAM.

De acuerdo con el investigador, se busca identificar a los microorganismos involucrados en el sobrepeso y obesidad en la población escolar de entre 11 y 15 años.

“Al identificar la composición de la microbiota intestinal se pueden hacer recomendaciones para evitar el sobrepeso y obesidad”
Fredrik BackhedCientífico

Explica que el sobrepeso y la obesidad son problemas serios en la población mexicana, y por ende es importante abordarlo desde etapas tempranas de la vida, para que cuando las personas alcancen la edad adulta no desarrollen enfermedades.

Asimismo, son necesarios más estudios en la población infantil para comprender mejor cuándo se produce el cambio a una microbiota intestinal similar a la de la obesidad para comprender mejor el momento adecuado de cada intervención, incluido el uso de probióticos para mejorarla.

También puedes leer:

Estómago sano, en cuerpo sano contra la obesidad

Bienvenida la variedad para la microbiota intestinal