"Conforme vas creciendo (…) te das cuenta que puedes aprovechar esta popularidad no solo para disfrutar de hacer conciertos y hacer lo que te gusta, sino para apoyar a distintas causas”

Daniel Gutiérrez

Vocalista de La Gusana Ciega

La Gusana Ciega aprovecha el escenario para consolidarse no solo en el rock sino en el altruismo. Y es que la literatura infantil no es ajena a los integrantes de este grupo capitalino que a 16 años de su disco debut “Merlina”, nunca se imaginaron estar editando y musicalizando un cuento infantil que además aportaría sus ganancias a un sector especial de niños.

“El Puntito” es un libro infantil que donará el total de sus ventas a la Fundación de Hospitales Civiles de Guadalajara en apoyo a niños con cáncer y con insuficiencia renal. La historia narra la búsqueda del personaje central –un punto– por transformarse y crecer. 

“Fue una iniciativa de Conexión (empresa de marketing), le pidieron a La Gusana Ciega que se sumara a un proyecto que tenían interés en que le llegara a mucha gente”, dice en entrevista para Reporte Indigo su autor, Luis Ernesto Martínez Novelo, bajista de la banda.

El músico y escritor del cuento dice que la inquietud de publicar la historia que escribió en su infancia fue inicialmente de la empresa Conexión, con el afán de apoyar la salud y la cultura para los niños. Sus influencias literarias incluyen a Julio Cortázar, Xavier Velasco, Enrique Serna, Edgar Allan Poe e Isaac Asimov. 

Banda ‘de apoyo’

Daniel Gutiérrez, vocalista de La Gusana Ciega, rescata que la fama también puede utilizarse para beneficio social y ante la pregunta de si imaginaba que el grupo en sus inicios realizaría este proyecto, responde: “La verdad no, porque teníamos 17 años y estábamos pensando en armar un grupo de rock. 

Pero conforme vas creciendo y vas viendo el alcance que puedes tener cuando empiezas a hacerte de una base de fans grande y leal, te das cuenta que puedes aprovechar esta popularidad no solo para disfrutar de hacer conciertos y hacer lo que te gusta, sino para apoyar a distintas causas”.

Para Germán Arroyo, baterista de la banda, la inocencia y la honestidad son parte de la propuesta que tiene este proyecto de letras y música para la niñez.

La Gusana Ciega lanzó en 2011 su último material “Conejo en el sombrero”, pero se han dado el tiempo de sumarse a campañas como “LEER” que realiza el Consejo de la Comunicación.

Además, los rockeros también son embajadores del programa Letras para Volar de la Universidad de Guadalajara y la Fielding Graduate University.