Estamos a dos días de celebrar uno de los eventos deportivos más trascendentales, el Super Bowl. Pero aunque la adrenalina, la competencia y el furor son partes elementales de este suceso, la música y el ritmo son necesarios. Después del segundo cuarto, los artistas invitados cubren el pasto con sus escenarios y comienzan a animar a la gente.


El ranking que se calcula al inicio (del partido) se triplica en el momento en que llega el medio tiempo, mucha gente que no es aficionada al deporte lo sintoniza por el simple hecho de ver el espectáculo

Fernando García

Especialista en televisión de la UNAM

Este año, la entrega LIV del Super Bowl presentará en sus 15 minutos de medio tiempo, en el Hard Rock Stadium, a dos de las representantes latinas más importantes a nivel mundial: Jennifer López y Shakira.

Las artistas se sumarán a la lista de los intérpretes que, como Michael Jackson, Coldplay, Beyoncé y Paul McCarny, se han inmortalizado en la historia del futbol americano; sin embargo, ellas representan algo que los demás no, la voz de los latinos.

De acuerdo con Fernando García, así como con el crítico musical Enrique Blanc, las presentaciones de López y Shakira serán un completo éxito, porque tienen las características que un artista que se presenta en el Super Bowl requiere: reconocimiento, trayectoria, éxitos comerciales y de la crítica y muchos seguidores.

“Estas dos artistas de alguna manera representan a las personas de origen latino, a la gente migrante en este país (Estados Unidos), donde últimamente han sido muy atacados por su propia condición legal”, resalta García.

En conferencia de prensa, las intérpretes aseguraron que presentarse en la entrega 54 del Super Bowl es una oportunidad para poder demostrar de qué están hechos los latinos, su cultura y su fuerza. “Somos parte del tejido social de Estados Unidos y claro que es una responsabilidad que ellos se vean reflejados en nosotras”, detalló Shakira.

En ese sentido, el también locutor de radio, Enrique Blanc, distingue que en el juego de americano más esperado hace falta presencia de más intérpretes latinos, como Rubén Blades y Los Lobos, quienes “se han ganado un lugar en Estados Unidos por representar a la comunidad hispano-americana”.

Este domingo, Los Tigres del Norte representarán un ejemplo de los grupos latinos con éxito en el país norte, pues la banda de regional mexicano hizo un convenio con Fox deportes para presentar uno de sus videos al inicio de las transmisiones televisivas, “La ley del monte”.

El Super Bowl No es un evento deportivo

Se prevé que el Super Bowl LIV será visto por un aproximado de 120 millones de personas de gran parte del mundo, más los que decidan no perderse del espectáculo por redes sociales.

El éxito, según remarca Fernando García, se deriva en las diversas actividades que el mismo show presenta, más allá del encuentro deportivo.

“El pretexto es el partido, pero es un espectáculo al que la gente acude porque constantemente hay distracciones, elementos adicionales. En los tiempos fuera, donde los equipos aprovechan para rediseñar su estrategia, hay videos, porristas y regalos a la tribuna, entre otras cosas (…) Es un show tan bien armado que la gente no tiene tiempo para aburrirse. Es un show disfrazado de evento deportivo”, resalta García.

Por otra parte, Enrique Blanc distingue que sin importar el género musical que se presente, es altamente probable que el solista o grupo tenga éxito.

Además, descarta que ya no haya más artistas legendarios para presentarse, como Prince, The Rolling Stones, The Who y Tom Petty and the Heartbreakers, porque los intérpretes van cambiado.

“Todavía hay grandes artistas, hay cosas interesantes en el pop y en el hip-hop, así como en el jazz y ni hablar del rock (…) Para todos ellos presentarse en un evento como estos es una gran oportunidad”, señala Enrique Blanc.

También puedes leer: ¿Los Tigres del Norte invitados de lujo en Super Bowl 2020? Esto es lo que se sabe