Escuelas públicas y privadas que no cumplan con dicha disposición serán multadas. Se habló de multas de entre los 300 y 600 mil pesos, si se osaba no respetar el calendario de la SEP, aun cuando las escuelas ya tengan asignados días de capacitación para sus maestros.

Los inspectores de la SEP tuvieron un día muy ajetreado, visitando escuelas para cerciorarse que estas cumplieran con la instrucción que duró dos horas y que trato sobre las modificaciones aprobadas en la reforma educativa.

Voy a obviar el punto de que dicha “capacitación” pudo ser resuelta con el envío de un email con la información contenida. Me quisiera concentrar en el costo que tuvo a nivel nacional esta grandiosa idea, no solo por el costosísimo aparato que se desplego para la inspección.

Mientras los maestros recibían una capacitación de dos horas, bastante hueca,  miles de papas, principalmente mamás, tuvieron que hablar a sus trabajos para avisar que les era imposible cumplir con sus labores, ya que sus hijos se encontraban en sus casas sin que nadie los pudiera cuidar, lo que tuvo un impacto real en la cartera familiar.

Las escuelas privadas, que bastante caras le salen a quien se anima sufridamente a pagarlas, también se les obligó a cancelar clases, siendo este tiempo pagado por los padres de familia, no por el gobierno.

El autoritarismo irresponsable de la SEP, que recuerda los peores años dictatoriales en México, dejó ver la incapacidad de quienes dirigen esta secretaría, que ignoran la diversidad que tiene México. Quieren meter todo en la misma cajita de zapatos.

La Ley de Educación establece que el calendario escolar deberá contar con 200 días de clases. ¿Para que horario? 

Las nuevas escuelas de tiempo completo, que cubren un horario de 6 a 8 horas de trabajo diario, similar al de las escuelas privadas, duplican el tiempo de las escuelas ordinarias que tienen 4 horas de trabajo al día.

¿Es lo mismo una escuela que otra? ¿Puede el gobierno obligar a las escuelas privadas a seguir este calendario? ¿Quién va a pagar por el 11º mes que quieren alargar?

¿Por qué no capacitar a los maestros en otros horarios y pagar esas horas extras en lugar de dejar sin clases a millones de niños? ¿Dos horas de capacitación justifican un día perdido?

El viernes pasado fue una perdida para maestros, niños y padres, y lo quieren repetir siete veces mas.

Un San Viernes muy costoso para todos. Una necesidad mal resuelta por la SEP.