¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Opinión

Deportivamente hablando, para muchos llegó el mejor día del año. 

El Super Bowl produce tanta pasión a nivel mundial que se puede comparar con una Copa del Mundo de futbol.  Sin duda ambos son los eventos deportivos más vistos.

Por primera vez en la era moderna de la NFL, se va jugar este partido por el título en un estadio abierto, donde la temperatura se pronostica estará entre los 5 grados centígrados como máxima y -2 como mínima.

Habrá que esperar qué tanto viento puede hacer, y que se descarte lluvia y nevada, pero sin duda el viento jugará un factor importante en el encuentro, especialmente para los pateadores, ya que el partido se puede definir con un gol de campo.

La ofensiva de Denver impuso todo tipo de récords durante la temporada. Para este duelo tendrán a la mejor defensiva de la liga en los Halcones Marinos de Seattle, los Broncos no se han enfrentado a este tipo de linieros y esquineros en los que va de la temporada y playoffs, ya que Seattle maneja diferentes tipo de formaciones que confunden a los mariscales de campo.

Esta defensiva fue la que menor número de puntos permitió por partido al igual que yardas por aire. Sin duda será muy interesante, ya que los Halcones Marinos solamente permiten 172 yardas por aire por partido y Manning lanzó durante la temporada regular 342 yardas por aire por partido.

Hay que ver con qué plan de juego sale John Fox, entrenador en jefe de los Broncos, pero al final de cuentas tiene a lo que se considera el mejor quarterback de toda la historia de la NFL y se llama Peyton Manning.

Este jugador viene de tener su mejor año como profesional, sabe leer perfectamente las defensivas y aunque el clima puede jugar su partido, Denver tiene las herramientas para salir victorioso.

Del lado defensivo, los Broncos han tenido muy buena actuación en los dos partidos de playoffs que jugaran en casa, solamente permitieron 17 y 16 puntos a San Diego y Nueva Inglaterra respectivamente.

Si siguen jugando de esa manera deberá ser suficiente, la cuestión es que en estos dos partidos no enfrentaron a un corredor como lo es “La Bestia” Marshawn Lynch, quien en los dos partidos de playoffs corrió para 249 yardas y consiguió tres touchdowns.

Su mariscal de campo, Russell Wilson, quien lleva un récord de 27-9 incluyendo postemporada y solamente está en su segundo año, ha hecho una gran temporada tanto pasando como corriendo, lo que permite crear espacios para el pase, ya que los linebackers se concentran mucho con sus corridas y las de Lynch.

Sin duda será un gran juego.

Los invito a seguirme en @sportsmanmx


* Esta opinión no refleja la del periódico

Notas relacionadas

Jun 4, 2014
Lectura 4 min

May 21, 2014
Lectura 3 min

COLUMNISTAINVITADO

¿Hace cuánto no hueles una rosa?

Claudia Martín Moreno


May 21, 2014 Lectura 3 min

Ene 28, 2014
Lectura 3 min

COLUMNISTAINVITADO

Manning va por más

Miguel Pasquel


Ene 28, 2014 Lectura 3 min

Dic 21, 2013
Lectura 3 min

COLUMNISTAINVITADO

Un niño, un pesebre

Marcela Garza


Dic 21, 2013 Lectura 3 min

Comentarios