La gran inauguración que no será tal

El próximo 1 de julio, el presidente Andrés Manuel López Obrador inaugurará la Refinería Olmeca, y dará un mensaje

El próximo 1 de julio, el presidente Andrés Manuel López Obrador inaugurará la Refinería Olmeca, y dará un mensaje

Comparte esta nota

La expectativa de inaugurar la segunda obra monumental de este sexenio es casi tan grande como la certeza de que no hay refinería que presentar, aseguran especialistas. Este 1 de julio el Presidente ha anunciado que hará la apertura formal de la Refinería Olmeca en Dos Bocas, Tabasco, y sin embargo, en los videos mostrados en cada mañanera de los lunes, no se percibe que las 17 plantas que conforman la refinería estén terminadas, mucho menos las interconexiones entre las mismas.

Para que la refinería funcione se requiere, de forma global: que las 17 plantas que la conforman estén totalmente terminadas y no hay ninguna concluida; que la integración de todas haya llegado a su fin, es decir, los tubos que corren entre ellas llevando y trayendo productos, insumos y subproductos, y esa interconexión no existe tampoco; que el área de tanques y esferas esté operando, lamentablemente no está en ese estado a pesar de que ya se inauguró; que el crudo proveniente de Pemex Exploración y Producción pueda abastecer a la refinería, entrada que no está lista; que la salida de productos al mercado como gasolinas y diésel, o cope, estén listos con las monoboyas o una terminal de almacenamiento, y ninguna de éstas ha iniciado su construcción siquiera, en palabras de la propia secretaria Rocío Nahle.

Prueba y operación de Refinería Olmeca

Como lo dijo el Presidente en días recientes, la refinería Olmeca, una vez terminada su etapa constructiva, requerirá de una etapa que los técnicos llaman “comisionamiento” que no es otra cosa que hacer las pruebas y llegar al estado de operación. Lo que no dice es que eso no empezará ahora, no hay forma. Y, ¿cuándo sí se comenzarán esas pruebas? La secretaria de Energía ha forzado a las tres grandes empresas constructoras (Icafluor, Techint y Samsung) a que aceleren el paso y, por esta razón, les pagó los cinco meses de retraso en pagos que les debía. Sin embargo, la respuesta constante de estas empresas ha sido que no terminarán las plantas antes de diciembre, a partir de ahí habrá que integrarlas. Calcule unos seis meses para ello y luego otros seis para el comisionamiento. Enero del 2024 en el mejor de los casos.

El sexenio terminará sin lograr la tan buscada soberanía energética, pero no se puede negar el impulso que contra todos los vientos le ha dado el Presidente.

Salir de la versión móvil