¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Opinión

En tiempos de sequía hay más delfines  en Nuevo León de los que hay en Xcaret.

La lista de priistas que aspiran o suspiran por la candidatura del PRI para sustituir a Rodrigo Medina llega a casi una docena.

Pero siendo realistas  el próximo candidato del PRI a la gubernatura de Nuevo León será aquel que impulse el gobernador Rodrigo Medina y que a la vez no vete el presidente Enrique Peña Nieto.

Pero también se espera que el próximo abanderado tricolor sea –al margen de grupos y colores- el priista que realmente tenga posibilidades de remontar los resultados electorales adversos que tuvo el año pasado el PRI en Nuevo León.

En el 2009 Rodrigo Medina logró ser gobernador gracias a los 859 mil votos que obtuvo en la elección, 100 mil más que su contrincante panista Fernando Elizondo Barragán.

En el 2012 el ahora presidente Enrique Peña Nieto apenas obtuvo 653 mil sufragios y Nuevo León fue de los pocos estados donde perdió.

¿Cuál de todos los priistas que están apuntados en la carrera por la sucesión es capaz de convencer a 200 mil personas que dejaron de votar por el PRI el año pasado, para que lo hagan de nuevo por ese partido político?

Está en chino. ¿No?

Claro que hay otros factores que influirán en la decisión tricolor y uno de ellos será el dinero.

A diferencia de la elección del 2009, el PRI enfrentará la campaña electoral con un Gobierno del Estado casi en bancarrota.

Afiliación perversa de Arturo Salinas

Vaya que el diputado federal del PAN, Arturo Salinas, sacó provecho a la ventana que abrió este año el CEN para afiliar panistas y cerró sorpresivamente hace dos semanas.

Salinas se hizo de más de 500 fichas de afiliación, incluso algunos aseguran que la cifra llega a 700, hojas que repartió entre sus seguidores para registrarlos como nuevos panistas en el municipio de Allende.

Claro que Salinas hizo esta maniobra con el permiso de Gustavo Madero, dirigente nacional del PAN, quien hace una semana visitó su casa en el sector de  San Jerónimo.

La afiliación masiva promovida por Arturo Salinas ha desatado una ola de reclamos y protestas por parte de Raúl Gracia y Zeferino Salgado, líderes de la neocúpula albiazul.

Los militantes del PAN en este municipio de la zona citrícola de Nuevo León no rebasan los 100 panistas, sumando los activos y adherentes.

Pero  en la próxima actualización este número crecerá un 600 por ciento, gracias a los nuevos albiazules que ahora serán incondicionales del exdirector jurídico del CEN albiazul.

¿No criticó alguna vez el diputado Arturo Salinas la afiliación perversa que hacía la neocúpula? 

¿No es una postura hipócrita hacer hoy lo que se criticaba antes?…

Más cambios de Ugo en San Pedro

Los enroques en el municipio de San Pedro que encabeza el alcalde Ugo Ruiz no terminan.

El edil sampetrino acaba de nombrar a Miguel Meléndez como nuevo secretario de Cultura de San Pedro, en sustitución de la promotora cultural Claudia Tapia.

Como se publicó en esta columna, Tapia renunció hace una semana a su cargo para poder dedicarse a lo suyo: la museografía.

 Ahora impulsará un proyecto artístico con el maestro Francisco Toledo en Oaxaca.

El nuevo secretario de Cultura sampetrino se venía desempeñando como director de comunicación social  de Ugo Ruiz y antes fue el secretario particular del exalcalde Fernando Margáin.


* Esta opinión no refleja la del periódico

Notas relacionadas

Mar 1, 2016
Lectura 3 min

Ene 11, 2016
Lectura 3 min

Oct 11, 2015
Lectura 3 min

Jul 15, 2014
Lectura 3 min

Comentarios