¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Opinión

Llegó a la reunión con una actitud diferente. “Más centrado”, dijo uno de los presentes. Eso sí: se veía más preocupado que lo normal.

El día de ayer en la Ciudad de México el gobernador Jaime Rodríguez tuvo una reunión-comida con los coordinadores de los diputados federales de Nuevo León.

En el encuentro con el mandatario estuvieron presentes los legisladores Álvaro Ibarra, Ricardo Canavati, Waldo Fernández y Ximena Tamariz.

La reunión se llevó a cabo en la sucursal que el restaurante sampetrino La Buena Barra tiene en la zona de Polanco. 

El platillo principal: tacos de carne asada.

“El Bronco” y los líderes de los legisladores no se veían desde noviembre del año pasado cuando se organizó una cena para celebrar la aprobación del Presupuesto Federal.

Desde entonces han pasado muchas cosas y alguna que otra crisis como la masacre de reos en el Penal del Topo Chico.

Ayer el mandatario aprovechó la reunión para pedir la cooperación de los legisladores para tratar de conseguir recursos federales para la Línea 3 del Metro, Penal de Mina, principalmente. 

En tiempos de recorte presupuestal la misión parece imposible para Nuevo León y “El Bronco”.

Pero igual hay que intentar al menos construir una buena relación entre el gobernador y los diputados federales de Nuevo León.

Y los diputados locales le amargan la comida

Mientras Jaime Rodríguez se reunía con los legisladores federales en la Ciudad de México, los diputados locales le amargaban la comida.

El Congreso local aprobó ayer en segunda vuelta reformas para que los diputados tengan facultades para modificar el presupuesto que envía el Ejecutivo cada año.

Con la reforma, que impulsó el diputado del PRI, Héctor García, presidente de la Comisión de Legislación  y Puntos Legislativos, los diputados podrán cambiar partidas y asignaciones en el próximo Presupuesto de Egresos.

No sólo eso. En la jornada de ayer el Legislativo rechazó al candidato que envió “El Bronco” para la Comisión Estatal de Derechos Humanos.

Lo que se viene en los próximos días en Nuevo León. 

¿Otro veto de “El Bronco”?

Las fobias de Mauro  

Quien no pudo esconder sus fobias con Miguel Ángel García fue el presidente estatal del PAN, Mauro Guerra.

El líder albiauzul se la ha pasado felicitando a los ganadores de los procesos para elegir a los dirigentes de los comités directivos municipales.

“Tienes todo mi apoyo y confianza en este nuevo camino que inicias como pdte. Del PAN en Cadereyta”, escribió el mismo domingo Guerra a Cecilia de la Paz, quien ganó la elección de la dirigencia del PAN de Cadereyta.

Hasta fotografía posando con Ceci subió el dirigente estatal del PAN, un detalle que no tuvo con Miguel Ángel García.

El exalcalde de San Nicolás se impuso a Jorge Luis Hinojosa en la elección por la dirigencia municipal del PAN de Monterrey.

Pero parece que eso de ser un dirigente para todos los panistas y no sólo para el grupo del senador Raúl Gracia le sigue costando a Mauro Guerra.


* Esta opinión no refleja la del periódico

Notas relacionadas

Ene 11, 2016
Lectura 3 min

Oct 11, 2015
Lectura 3 min

Jul 15, 2014
Lectura 3 min

Mar 28, 2014
Lectura 3 min

Comentarios