De nada servirán los comisionados para la seguridad en Michoacán, Guerrero, Tamaulipas y Estado de México, si antes el gobierno no da una muestra contundente que va en serio contra la corrupción gubernamental del país.

Carlos tiene que tomar una decisión, ¿qué va a ser cuando sea grande?. Por su mente pasan varias opciones. Ser político, pero seguramente será sobornado. Ser abogado, constructor o comerciante, pero seguramente tendrá que sobornar. 

¿Por qué no mejor sumarse a las filas del crimen organizado?, está fuera de la ley, igual que lo otro, solo que con ganancias mucho más altas.

Carlos es el resultado de un mal que tiene siglos en México: la corrupción.

Los jóvenes ven la ilegalidad como parte de sus vidas, resultado del ejemplo histórico de ilegalidad de los tres poderes de gobierno en todos sus niveles. 

Si creáramos un modelo económico veríamos como estás fuerzas están correlacionadas y son directamente proporcional unas de otras. 

A mayor corrupción – mayor delincuencia – menor pago de impuestos – menor avance económico – menos empleo – mayor pobreza.

Cuando el gobierno hace bien trabajo, el ciudadano se siente comprometido a dar lo que le corresponde a su sociedad. 

Los países que Transparencia Internacional calificó como los menos corruptos: Dinamarca, Nueva Zelanda, Países Nórdicos, Singapur, Suiza, Países Bajos, Canadá, Australia, Alemania, Islandia, Gran Bretaña, Hong Kong y Japón, son los países con los niveles de inseguridad más bajos. Todos ellos tienen menos de un homicidio intencional al año por cada 100 mil habitantes.

Son los países con mayor recaudación tributaria per cápita. Y por supuesto son los países con mayor PIB: El país funciona y sus ciudadanos viven bien.

Por otro lado, México está dentro de los 70 países más corruptos.  

Se posiciona de entre los países mas inseguros con 24 homicidios oficiales por cada 100 mil habitantes (datos del 2012). Es el país de la OCDE que menor recaudación fiscal presenta. Resultado: 50 por ciento de la población en pobreza, con 11 millones viviendo en pobreza extrema y es la casa de los carteles de drogas mas poderosos del mundo.

Los intentos del gobierno son hacia fuera. Quieren atacar la violencia con violencia. Cobrar  impuestos a través de un terrorismo fiscal, donde los únicos que saldrán ganando son los abogados y los contadores. 

El ciudadano buscará no pagar impuestos si ve que estos son despilfarrados en edificios, carreteras, aeropuertos y líneas del metro, que superan sus presupuestos en acto de corrupción evidente y además quedan mal, como la Terminal 2 del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México que además de fea su logística es inoperante.

Ninguna reforma, ningún plan de seguridad funcionará si no hay evidencias contundentes de que México comienza a limpiar la casa seriamente. 

La delincuencia no respetará la autoridad si ve en este a un delincuente igual que él. 

Se debe de busca erradicar el verdadero mal, promotor de todo lo demás, la corrupción.