Reporte Indigo

NEGOCIO

Uber: Transformación sobre ruedas

5

ciudades
las localidades en las que Uber opera actualmente en México: Distrito Federal, Guadalajara, Monterrey, Puebla y Querétaro


“Es un negocio sofisticado, cómodo y de bajo costo para la calidad que ofrece”

Rodrigo Arévalo

Director general de Uber en México

La presencia de Uber en más de 60 países no ha sido fácil de establecer, pero ha logrado causar disrupciones en un mercado dominado por empresas tradicionales de transporte.

En México, usuarios de cinco ciudades pueden optar por recibir el servicio de un “chofer privado” a través de la aplicación de Uber, y muchas personas lo prefieren a un taxi tradicional.

El servicio de Uber es más caro que el de un taxi, siendo que la tarifa base va desde los 6 hasta los 8.15 pesos por kilómetro recorrido, dependiendo de la ciudad mexicana en donde el usuario se encuentre (y ésta puede ser aún más alta dependiendo de la oferta y demanda).

El director general de Uber en México, Rodrigo Arévalo, dijo al sitio SoyEntrepreneur.com que “es un negocio sofisticado, cómodo y de bajo costo para la calidad que ofrece”, con choferes que deben aprobar una serie de exámenes para poder ingresar a la plataforma.

Además de la atención, la aplicación ha permitido que los clientes disfruten promociones con regalos, como UberKisses o UberCookies, donde algunos carros son seleccionados para llevar chocolates o galletas gratis a quienes lo solicitan a través de la app.

En la Ciudad de México se calcularon alrededor de 30 mil taxis “piratas” hasta mayo del 2015, según reporta el diario El País.

Esta fue la primera ciudad en Latinoamérica donde el servicio de Uber se reguló, y derivó en protestas de taxistas, e incluso agresiones contra los conductores.

Hasta julio de este año la plataforma contaba con más de 500 mil usuarios y más de 10 mil conductores, con servicio para las ciudades de Guadalajara, Monterrey, Querétaro, Puebla y el Distrito Federal.

Taxistas en guerra

Luego de que aplicaciones como Uber y Cabify comenzaron a ofrecer un nuevo modelo de transporte, taxistas protestaron en su contra, argumentando que representan una “competencia desleal”.

En mayo de este año más de mil 500 taxistas de la Ciudad de México marcharon al Zócalo y provocaron caos vial en diversos puntos de la ciudad, a lo que Uber respondió ofreciendo viajes gratis a los usuarios.

Además se registraron casos en Distrito Federal y Guadalajara en los que taxistas agredían físicamente a conductores de Uber y a sus vehículos.

Durante el mes de julio, el portal de noticias perteneciente a la aplicación informó que con piedras, huevos, palos y harina un grupo de personas agredió a un conductor en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

Las protestas continúan tras el anuncio de la Secretaría de Movilidad del Distrito Federal (Semovi) sobre la creación de una aplicación para los taxistas en el 2016.

Durante las manifestaciones, miembros de Taxistas Organizados señalaron al diario El Financiero:

“El problema de fondo nunca han sido las aplicaciones; otorgar a los taxistas aplicaciones móviles no abona a resolver el problema, por el contrario, valida la ilegalidad con la que operan Uber y Cabify”.

Abriendo puertas

La creación de un servicio como Uber ha permitido que otros sistemas similares entren a este nuevo mercado, en donde se pueden identificar al menos 12 aplicaciones que tienen un formato similar.

En México operan alrededor de cuatro de ellas. Easy Taxi y Yaxi ponen al usuario en contacto con el taxi más cercano en la Ciudad de México. Las aplicaciones cuentan con sus unidades registradas en la Semovi y en sus propias bases de datos.

A diferencia de Uber y Cabify, estas aplicaciones no envían un carro con conductor privado, pero sí permiten realizar el pago por medio de tarjeta y obtener una factura del servicio.

Por otro lado, Taxi Amigo y Ride Ejecutivo se enfocan en los taxis concesionados, especialmente aquellos miembros de Zona Taxi, asociación formada por conductores de la Ciudad de México.

Además de funcionar en la capital, estas aplicaciones se encuentran en Veracruz, Campeche y Querétaro.

El servicio personalizado de transporte continúa en desarrollo, pues cada vez los usuarios tienen necesidades más exigentes y la oferta se debe adaptar a lo que buscan.

Atrás quedó la opción de tomar un taxi de sitio, que en ocasiones pone en riesgo al pasajero

Exit mobile version