Fitch Ratings ratificó la calificación para la deuda soberana de largo plazo de México en BBB– con perspectiva estable.

A través de un comunicado la calificadora destacó que México es un país enfocado en mantener la solidez de las finanzas públicas y un déficit fiscal moderado, lo que ha permitido generar un entorno de credibilidad macroeconómico y de buen acceso a los mercados financieros.

Asimismo señaló que las finanzas del país se mantienen robustas como resultado de un tipo de cambio flexible y un nivel adecuado de reservas internacionales, apoyado por un bajo déficit en cuenta corriente, mayor ingreso por remesas y una demanda externa principalmente de Estados Unidos que fortalece al sector manufacturero.

Sin embargo, también apuntó que la calificación está restringida por una débil gobernanza, un desempeño de crecimiento moderado a largo plazo, afectaciones a las perspectivas de inversión debido a la intervención continua de la política y posibles pasivos contingentes de Pemex.

Agregó que entre los riesgos para la economía están las presiones inflacionarias, el apretamiento de la política monetaria de Estados Unidos, así como las disrupciones en las cadenas de suministros por el conflicto geopolítico en Europa del Este y la política de tolerancia cero al COVID-19 en China

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público apuntó que la ratificación por parte de la agencia calificadora permite a México mantener sólidos equilibrios macroeconómicos y finanzas públicas estables, garantizando el acceso a los mercados financieros nacionales e internacionales.

También puedes leer: Los estados de la República con mayor deuda pública