¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Indigonomics
Nacional
imagen principal

AHMSA

Las dos caras de Altos Hornos

Rolando Hinojosa

Altos Hornos de México (AHMSA), una de las mayores siderúrgicas del país, parecer por fin dar buena cara al mundo. Pero, en contraste con esto, la situación financiera de la compañía aún contiene una mancha proveniente de su pasado.

Con la inauguración del Proyecto Fénix, un enorme complejo industrial ubicado en Monclova, Coahuila, que abarca tanto minas de hierro y carbón como plantas acereras y que requirió una inversión total de 2.3 mil millones de dólares (mmdd), AHMSA se ha colocado en medio de los reflectores de los medios nacionales.


Ago 2, 2013
Lectura 6 min
portada post

2.3 mil millones de dólares 
es la inversión total 
del Proyecto Fénix

"El acero mueve al mundo, no hay país desarrollado que no tenga una industria acerera fuerte. Un ejemplo lo tenemos aquí: se fabrican 37 mil carros de ferrocarril”

- Alonso Ancira Elizondo

Presidente del consejo de administración de AHMSA

En su último reporte a la Bolsa Mexicana de Valores, AHMSA resalta que el Proyecto Fénix incrementará 
la eficiencia y rentabilidad de 
la empresa y asegurará la viabilidad para salir de la suspensión de pagos

https://www.youtube.com/watch?v=bQqn-oQJhOc

Altos Hornos de México (AHMSA), una de las mayores siderúrgicas del país, parecer por fin dar buena cara al mundo. Pero, en contraste con esto, la situación financiera de la compañía aún contiene una mancha proveniente de su pasado.

Con la inauguración del Proyecto Fénix, un enorme complejo industrial ubicado en Monclova, Coahuila, que abarca tanto minas de hierro y carbón como plantas acereras y que requirió una inversión total de 2.3 mil millones de dólares (mmdd), AHMSA se ha colocado en medio de los reflectores de los medios nacionales.

En la ceremonia de inauguración estuvieron el presidente Enrique Peña Nieto, el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, y Alonso Ancira Elizondo, presidente del consejo de administración de AHMSA. 

“El acero mueve al mundo, no hay país desarrollado que no tenga una industria acerera fuerte. Un ejemplo lo tenemos aquí: se fabrican 37 mil carros de ferrocarril”, dijo Ancira Elizondo. 

Las 1.2 millones de toneladas de acero que se producirán en la planta El Fénix elevarán la producción anual de acero de AHMSA a 5 millones de toneladas, casi el 30 por ciento del total nacional. 

Además, la empresa y el gobierno federal esperan que la producción de la planta sustituya algunas de las importaciones necesarias en la industria automotriz y ferrocarrilera, detonando inversiones adicionales de aproximadamente 11 mmdd por parte de estos sectores.

Con la planta Fénix, AHMSA agrega una importante pieza a su lista de proyectos prometedores, junto con su colaboración con la siderúrgica surcoreana POSCO, a la cual AHMSA proveerá de 11 millones de toneladas anuales de productos por un mínimo de diez años.

Sin embargo, una duda permanece: ¿cómo puede AHMSA realizar este tipo de inversiones cuando continúa en suspensión de pagos? 

AHMSA suspendió sus obligaciones desde el 25 de mayo de 1999, cuando la caída del precio del acero y el alto endeudamiento de la empresa la orillaron a dejar de cumplir con el pago del principal e intereses de todos sus créditos. 

En ese momento, su deuda total ascendía a aproximadamente 1.9 mmdd de deuda bancaria y pública, y esta permanece parcialmente en su información financiera como más de 14.9 mil millones de pesos de pasivo circulante.

La deuda oxidada

AHMSA asegura, en su último reporte registrado en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), que su inversión en el Proyecto Fénix está destinada a incrementar la eficiencia y rentabilidad de la empresa, lo cual asegurará la viabilidad a largo plazo de su plan para salir de la suspensión de pagos.

En el mismo reporte, AHMSA asegura que ha logrado un acuerdo base con la mayoría de sus acreedores, bajo el cual la empresa liquidaría en tres años el 100 por ciento de su deuda, bajo los términos de la ley vigente al momento de su suspensión de pagos. 

Bajo estas condiciones, la empresa podría levantar la suspensión de pagos el próximo año, según ha declarado Francisco Javier Gaxiola, síndico de la suspensión de pagos de AHMSA.

De ser cierto, esto resultaría en la salida de la empresa de esta situación después de más de 14 años en la suspensión de pagos. 

Amparándose bajo la Ley de Quiebras y Suspensión de Pagos, vigente hasta mayo del 2000 y sustituida por la Ley de Concursos Mercantiles, AHMSA y sus subsidiarias mineras se declararon en suspensión de pagos en 1999 en Monclova, mientras que su empresa propietaria, Grupo Acerero del Norte (GAN), hizo lo mismo en el Distrito Federal. 

Como resultado, las acciones de la empresa dejaron de cotizarse en el mercado bursátil de la BMV.

La ley tenía como principal mandato preservar las empresas y las fuentes de empleo, y le permitió a AHMSA no pagar sus compromisos, congelar sus deudas e intereses en pesos y convertir las deudas denominadas en moneda extranjera al tipo de cambio del día de la suspensión. Así, la empresa quedó protegida mientras reestructuraba su situación.

Todavía sin salida

Pero esta solución, a pesar de repetidos esfuerzos de negociación y diferentes estrategias, no se ha logrado concretar. 

Originalmente, los principales acreedores eran bancos como Bank of America, Banamex, Bancomer, Chase Manhattan Bank, entre otros. 

Sin embargo, debido a la falta de resultados en las negociaciones, para el 2005 la mayor parte de la deuda en posesión de los bancos fue vendida en operaciones confidenciales. 

Según reportó en 2008 la revista Expansión, la deuda fue vendida a 15, ocho, siete e incluso cinco centavos por dólar. 

Los principales compradores fueron fondos de inversión, entre los que destacan Ashmore Investment Management, DE Shaw & Co., y Black River Capital. Y no solo los papeles cambiaron de manos, ya que la asesoría de las negociaciones terminó por pasar de la administración de UBS a la de Barclays Capital.

Es importante destacar que no todo en el camino ha resultado sin frutos. El ascenso del precio del acero ha incrementado las ganancias de AHMSA, y la modernización de sus instalaciones ha aumentado su producción a niveles récord. 

Además, las subsidiarias mineras de la empresa se fusionaron para formar Minera del Norte (Minosa), que en el 2008 logró un acuerdo con la mayoría de sus acreedores y salió de la suspensión de pagos. 

Según reportó AHMSA a la BMV en su último reporte trimestral, la mayor parte de estos adeudos ya ha sido pagada.

A pesar de esto, no extraña el escepticismo respecto al levantamiento de la suspensión de pagos de AHMSA. Para quienes han dado seguimiento a la historia de la compañía, la últimas declaraciones se asemejan a otras que la empresa ha hecho en el pasado, sin que alguna resultara en el levantamiento de la suspensión de pagos. 

Y, como la misma empresa señala, existe una importante contingencia: si los acreedores reconocidos con derecho de voto rechazan su propuesta, AHMSA tendrá que declararse en quiebra. 

El riesgo es grande, pero tanto para AHMSA como para sus acreedores, después de más de 14 años, es tiempo de afrontar la situación y regresar la empresa a la normalidad.


Notas relacionadas

Sep 23, 2019
Lectura 2 min

Jun 19, 2019
Lectura 2 min

Comentarios